¿Quién puede ofenderse por un chistecito?

“No soy un transgresor, pero tampoco me gusta la hipocresía. Prefiero creer que soy subversivo. Me gusta usar la comedia porque permite ser crítico sin sermonear.” (Frank Oz)