Apología de la traición II

“Para mí es necesario mentirle a la mujer para conquistarla porque eso es parte de la seducción. Cuando uno conoce a una mujer y te cuenta que le gusta el cine romántico hay que decirle que a uno también. Pasados los seis meses de relación hay que sincerarse y confesarle que nuestro amor por el cine romántico fue simplemente una herramienta para seducirla, que no cambiamos en nada, que somos los mismos que hace seis meses atrás.” (Cacho Castaña)