Periodistas de juguete

Era hora de que la industria juguetera se hiciera cargo de la brecha entre el anabólico G.I. Joe (o Joe el Super Temerario) y el metrosexual Ken.

LeisureJoys se ocupa de reivindicar al tercero en discordia en todo conflicto bélico: el corresponsal de guerra.

kit.jpg

Ahora podrá mostrarle a sus hijos que el periodismo puede ser una profesión arriesgada y no sólo refritar cables y burlarse de los turistas en Alemania.

Pero si considera que todo lo que tenga que ver con la guerra es violento para un chico, puede probar con un muñeco de Michael Moore:

HB0067.jpg

Es cierto que el Lanata yanqui no va a ser candidato a la decapitación a manos de grupos fundamentalistas, pero las corporaciones a veces pueden ser más vengativas, por lo que todavía necesite algo más moderado. ¿Qué tal un intelectual?

bothfig5.jpg

Tiene razón: también los intelectuales son perseguidos (dicen que un buen castañazo duele un rato, pero que las palabras hieren para siempre) y no quiere que su hijo sufra eligiendo un modelo de vida equivocado.

Si todavía desea algo más tranquilo, con el máximo reconocimiento y la mejor paga para que él tenga como modelo, puede regalarle un muñeco personalizado de conductor de noticiero de tv aquí, aquí o aquí. Acuérdese de decirle al fabricante que las piernas no son necesarias.

santo.jpg

El tema tabú

Hace ya cinco años la International Public Relations Association (IPRA) realizó un estudio a nivel mundial sobre transparencia en los medios.

En uno de sus ítem, «la tendencia de los medios a aceptar dinero para publicar una información», Sur y Centroamérica figuran quintos con apenas un 12%, contra un 45% de Europa Meridional.

Pero en el ítem «la tendencia de los medios a aceptar dinero para ocultar una información», Sur y Centroamérica encabezan la lista con un 41%.

Reconozco que el estudio no es flamante, pero dudo de que haya demasiados cambios al respecto. Aún así, no recuerdo, desde 1983 a la fecha, que un tema periodístico haya sido ignorado tan flagrantemente como la nota de tapa de la revista «Noticias» de esta semana, donde un influyente asesor de Kirchner cuenta cómo se manejaron los fondos de Santa Cruz.

Ningún medio importante se hizo eco de esta investigación, para nada menor. Ni siquiera los supuestamente opositores al gobierno kirchnerista.

Y hasta la misma «Noticias» jugó en contra. La revista salió dos días mas tarde (debido a un conflicto gremial en los talleres gráficos) y su sitio web recién se actualizó hoy. Aún así, publicaron sólo los primeros tres párrafos de la nota, como siempre hacen.

Morales Solá blanqueó este domingo que Jorge Fontevecchia es el único periodista con el que Kirchner confiesa tener una cuestión personal (¿cuestión personal? ¿qué significa?).

Sería bueno saber si el silencio de todos los medios y periodistas en este tema es impuesto o autoimpuesto o si obedece a otras razones (llámenme ingenuo si quieren). Y recordar un par de principios que aparecen en el Libro de Estilo del diario «El País», de España:

La aparición en otro periódico, antes que en el propio, de informaciones de importancia no es motivo para dejar de publicarlas o para negarles la valoración que merecen. [..]

y

EL PAÍS rechazará cualquier presión de personas, partidos políticos, grupos económicos, religiosos o ideológicos que traten de poner la información al servicio de sus intereses. Esta independencia y la no manipulación de las noticias son una garantía para los derechos de los lectores, cuya salvaguardia constituye la razón última del trabajo profesional. [..]

Los lectores, dice El País, cuya salvaguardia constituye la razón última del trabajo profesional.

Batalla de periodistas: primeras conclusiones

Muy buena repercusión tuvo el juego de los periodistas argentinos. La lista provisoria de ganadores (se modifica todo el tiempo) está encabezada por:

  • Jorge Lanata
  • Jorge Guinzburg
  • Marcelo Zlotogwiazda
  • Ernesto Tenembaum
  • Santo Biasatti

De los cinco, tres (60%) tienen que ver con la «escuela Lanata» (Lanata incluido, obviamente). Y todos, salvo Lanata, (80%) están ligados al Grupo Clarín.

Del lado de los perdedores el listado provisorio comienza con:

  • Oscar González Oro
  • Bernardo Neustadt
  • Mauro Viale
  • Rolando Graña
  • Luis Pedro Toni

Algunas personas eligieron tomarse el juego mucho más seriamente que yo y empezaron a impugnar a algunos competidores como Mirtha Legrand o Karina Mazzoco por no considerarlas periodistas. Más allá de la discusión sobre qué es ser periodista y qué es ser periodista en Argentina (válida, pero demasiado ambiciosa para un juego tan pavo), es curioso que ninguna de las cinco personas que figura en el listado perdedor haya sido impugnada y que todos los que sí fueron objetados figuren bastante bien posicionados.

Sobre las omisiones, vuelvo a decir que acepto sugerencias de nuevos nombres, pero el juego tampoco pretende ser un padrón de todos los periodistas argentinos, sino un listado parcial (en los dos sentidos) de las caras más conocidas.

Periodistas argentinos en combate

Periodistas argentinos

¿Luis Ventura o Daniel Hadad? ¿Chiche Gelblung o Mirtha Legrand? ¿Facundo Pastor o Magdalena Ruiz Guiñazú? Ahora los celos profesionales, las rivalidades históricas, el favor del público y la imagen personal de los periodistas argentinos pueden dirimirse online.

A partir del sistema de creación de aplicaciones sociales Ning y tomando como modelo Hot ot Not, armé un juego donde todos los periodistas argentinos compiten entre sí. Se llama Periodistas argentinos. Las reglas son sencillas: hay que optar entre dos periodistas. Una vez hecha la elección, aparecerá el puntaje de cada uno en las peleas en las que se enfrentaron hasta el momento. No hay límite para la cantidad de veces que se puede jugar.

Los 37 competidores son: Continuar leyendo «Periodistas argentinos en combate»

Blogversación: Nancy Pazos en Showmatch

Laura Ubfal: Varios asesores y jefes de prensa de políticos seguramente verán peligrar sus trabajos cuando en «Showmatch» se emitan las cámaras ocultas que se grabaron por estos días para el programa. Finalmente el segmento lo condujo Nancy Pazos simulando cumplir 10 años de su ciclo «Ruleta Rusa». También la acompañó en esta «travesura» Ronen Szwarc, junto a una tribuna simulando ser público. Entre otros elementos para hacer caer al político invitado aparece un grafólogo trucho que analiza la firma del «chorlito».

De profesión periodista: La transmutación de periodista en cómico, suponiendo que no haya ocurrido antes, pone en debate varias cosas: el rol de verdad del periodismo, la cholulez de los políticos que prefieren aparecer en cámara de la forma en que sea y la delgada línea que separa al periodista del entretenedor.

Barra de seriales: La primera victima fue Rodolfo Terragno, uno de los pocos políticos que se dedica a estudiar los temas, con una actividad intelectual reconocida y que no desentonaría en cualquier parlamento de alguna nación civilizada. Nancy, que parece no recordar su protagonismo en el proyecto comunicacional alanciasta en el horario central del canal estatal en aquel espacio que se llamaba tierra de periodistas, lo bardeó de entrada con la creación de la alianza y con el carácter De la Rúa. Hasta ahí Terragno contestó razonablemente teniendo en cuenta que se suponía que estaba en un programa político. Ronen Swarcz fue el encargado de cargar la munición gruesa tipo si se había tirado el lance con alguna alumna o si antes del mañanero se lavaba los dientes.
La verdad es que era una manga de patoteros hostigando a un intelctual, el matadero redivivo en Showmatch que por algo es la argentinidad misma hecha programa.

Del medio: Como hace más de una década, Pazos -quien cuando pasó por Clarín confundió en una nota a Yaser Arafat con Saddam Hussein- volvió a trabajar para Marcelo. Pero ahora de una manera que merece la crítica de buena parte del ambiente político. Es que Pazos ahora es la esposa del hijo de Hugo Santilli ex presidente del Banco Nación durante la era menemista. El hijo de Santilli ha zigzagueado por la política tanto como su esposa por los despachos de los funcionarios de los últimos gobiernos(incluido el de K). Son dos personas del sistema. Por eso en el Parlamento y la Legislatura porteña -donde Santilli chico hace de diputado- están que trinan con las cámaras ocultas. Se preguntan: ¿quién hizo la lista de invitados? La hizo él y dejó fuera a sus amigos, socios, compañeros de negocios. ¿O la hizo ella y dejó fuera a sus auspiciantes y favorecedores? Las respuestas sólo se sabrán cuando se vea al aire a los incautos que cayeron y que no querrán perderse jamás las altas cifras de rating que da Tinelli.

Además: Una nueva jodita en la era de la videopolítica en Página/12