Dosis semanal de Chandler

"Los editores y otros deberían dejar de preocuparse por la pérdida de clientela que puede causarles la televisión. El tipo que puede soportar un trío de comerciales de desodorantes para mirar a Flasgun Casey y tragarse los elogios a cervezas o a planes usurarios de crédito para poder ver a un par de boxeadores de cuarta frotándose las narices contra las cuerdas, no es alguien que vaya a perder tiempo leyendo libros." (1946)