El Efecto Magneto

Efecto MagnetoMe atrevo a enunciarlo como ley porque lo vengo comprobando hace muchos años.

Prueben sentarse en un bar o restaurant vacío, en una mesa al azar. En caso de que empiece a llegar más gente, con seguridad se sentará cerca de ustedes, no importa lo desocupados que estén otros sectores.

Alguien podría argüir que en realidad la concentración de parroquianos no es consecuencia del Efecto Magneto sino de que en ese sector las condiciones son más apropiadas: ventana, más luz, sector fumadores/no fumadores, etc. Lejos de refutarlos con argumentos, los insto a la acción: ubíquense en la mesa más infame del lugar y esperen. No tardarán en confirmar la precisión del Efecto Magneto.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.