Estoy en Twitter. Seguime.

El noble Pablo Llonto

27 de noviembre de 2007 por Diego Rottman

Chacho Álvarez: “¿Viste Magnetto?, ya tenemos el poder.”
Héctor Magnetto: “No, Chacho, no te equivoques. El poder lo tenemos nosotros.”

En Argentina se puede insultar al Presidente, usar la bandera con efectos humorísticos, describir y mostrar por tv detalles de un crimen en el horario de protección al menor, hablar de sexo o de droga en el prime time… no parece haber tabúes. Pero sí, hay uno.

Una palabra que designa a un instrumento musical es, paradoja, la única silenciada a la hora de hablar mal. Los políticos callan para no afectar su gestión, los periodistas callan para no perder su empleo o su potencial futuro empleo, los intelectuales callan para no perder su ventanita. Las reglas son claras: el que critica, desaparece para siempre de las páginas de Clarín, el único tabú que queda en pie.

Verdadero poder omnímodo que atraviesa gobiernos y sigue en pie, su historia tenía que conocerse. Ámbito Financiero es el único medio que refleja el día a día del Grupo. Noticias cada tanto aporta algunos datos. Pero la historia que va desde la creación de Roberto Noble en 1945 hasta la detención de su viuda en diciembre de 2002 todavía no había sido contada.

Hasta que en marzo de 2003 apareció “La Noble Ernestina”, un libro escrito por Pablo Llonto, periodista despedido de Clarín arbitrariamente y con saña. El libro es apasionante, no se puede dejar. La abundancia de datos impresiona, pero no conspira contra la narración: sentimos que una cámara oculta nos muestra las reuniones de Ernestina Herrera de Noble y su mano derecha Héctor Magnetto.

En sus páginas conocemos los desvaríos ideológicos de Roberto Noble, incluso su coqueteo con el nazismo. El pase de manos del diario a Ernestina y todas las disputas por la herencia. La relación con el Proceso y la creación de Papel Prensa. La llegada a la democracia y, a la par del desarrollo del multimedios más influyente, las continuas concesiones de los sucesivos gobiernos que fortalecieron al Grupo hasta hacerlo indestructible. Y, el tabú por excelencia: la causa por la adopción irregular de sus dos hijos durante la dictadura.

El libro es de hace cuatro años y, previsible, no tuvo repercusión en los medios. ¿Por qué lo traigo ahora? A raíz de una entrevista de Magdalena Ruiz Guiñazú a Llonto en su carácter de abogado responsable de que Patti esté preso. Magdalena terminó ninguneando a Llonto en esa charla y acusándolo de criticar al gremio periodístico (¿¡!?).

Quien se considere periodista no puede dejar de leer “La Noble Ernestina”, de Pablo Llonto. Magdalena, conseguilo, perdón, consígalo. Le va a servir de ayudamemoria.


Volver

Archivado en: libros,medios,periodismo


Calendar

diciembre 2016
L M X J V S D
« Dic    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

Most Recent Posts