Hablar con el oído

«Para hablar bien, el primer órgano que hay que poner en funcionamiento es el oído; después, el cerebro, y solo en último término el aparato fonatorio.» (Lucila Castro)