Música de juguete

toymusic.jpg

Imaginarse canciones interpretadas exclusivamente con instrumentos musicales de juguete nos remite a una melodía básica parecida a la de las cajitas musicales, como los temas chatarra tipo «Mozart for babies» o «Baby Einstein».

Pero también puede sonar así:

[audio:http://www.boletinesxemail.com.ar/np/stfa.mp3]

Lo que desmiente la idea de que la «música de juguete» tenga que ser necesariamente infantil. Twink, una banda formada alrededor de un pequeño piano de juguete encontrado en un mercado de pulgas, se ocupa de la cuestión en las Preguntas Frecuentes de su sitio y aseguran tener respuesta positiva de todo tipo de gente «incluyendo chicos, punks y abuelas (¡y hasta una abuela punk o dos!)».

En el sitio de Twink hay 13 temas para descargar gratis de los cuatro discos que ya llevan editados, como este, «Pussycat»:

[audio:http://www.angelfire.com/stars/twink/music/pussycat.mp3]

En esa misma página remiten a otros artistas que hacen «toy music», como los pioneros Pianosaurus:

[audio:http://www.boletinesxemail.com.ar/np/pbgm.mp3]

las mujeres de Toychestra:

[audio:http://www.toychestra.com/masturbation2.mp3]

o los australianos de Toydeath:

[audio:http://toydeath.com/music/froggy.mp3]

pero omiten al trabajo del argentino Sami Abadi «Escuela de vuelo para anfibios»:

[audio:http://www.boletinesxemail.com.ar/np/sami.mp3]

Mis favoritos en este tipo de música son la banda Self y su sorprendente Gizmodgery. El tema que abre este post es de ese trabajo. Y el que lo cierra, también:

[audio:http://www.boletinesxemail.com.ar/np/ilove.mp3]