Estoy en Twitter. Seguime.

Por una pena de muerte más copada

5 de octubre de 2007 por Diego Rottman

Vientos progresistas asoman en Estados Unidos. Una muestra: la pena de muerte. En un rapto de sensibilidad, la Corte Suprema va a analizar si la composición química de la inyección letal es cruel y, por lo tanto, inconstitucional como método para matar gente desde el Estado. ¿No son divinos? Les ahorro el análisis: ¡es cruel!

El creador de la inyección letal también muestra su ternura: declaró que quizás “sea tiempo de cambiar” su invención. Como reemplazo propone volver a la clásica guillotina, “a la persona se le corta la cabeza y ése es el final”. Listo, a otra cosa mariposa. De seguro Gillette estará interesada en desarrollar una con tres hojas.

Como sea, parece que es hora de buscar métodos alternativos para ahorrarle sufrimientos al condenado. No encontré que nadie sugiriera hacerle cosquillas con una plumita en la planta del pie hasta que reviente o forzarlo a comer Big Macs hasta que las arterias se le tapen por completo. Pero si estos métodos suenan demasiado transgresores, propongo que los verdugos yanquis revisen una canción de Javier Krahe donde se toma el trabajo de analizar meticulosamente la cuestión:

Es un asunto muy delicado
el de la pena capital
porque además del condenado
juega el gusto de cada cual

empalamiento, lapidamiento, inyección,
crucifixión, desuello, descuartizamiento,
todas son dignas de admiración.

Pero dejadme, ¡ay!
que yo prefiera,
¡La hoguera!, ¡La hoguera!, ¡la hoguera!
la hoguera tiene… que sé yo,
Que solo lo tiene la hoguera.

Sé que han probado su eficacia
los cartuchos del pelotón
la guinda del tiro de gracia
es exclusiva del paredón

la guillotina, por supuesto posee
el “chic” de lo francés
la cabeza que cae en un cesto
ojos y lengua al revés.

Pero dejadme, ¡ay!
que yo prefiera,
¡La hoguera!, ¡la hoguera!, ¡la hoguera!
la hoguera tiene… que sé yo,
que solo lo tiene la hoguera.

No tengo elogios suficientes
para la cámara de gas
que para grandes contingentes
ha demostrado ser un as

ni negaré que el balanceo de la horca
un hallazgo es
ni lo que se estira el reo
cuando lo lastran por los pies.

Pero dejadme, ¡ay!
que yo prefiera,
¡La hoguera!, ¡la hoguera!, ¡la hoguera!
la hoguera tiene… que sé yo,
que solo lo tiene la hoguera.

Sacudir con corriente alterna
reconozco que no esta mal
la silla eléctrica es moderna,
americana, funcional

y sé que iba de maravilla nuestro
castizo garrote vil
para ajustarle la golilla
al pescuezo mas incivil.

Pero dejadme, ¡ay!
que yo prefiera,
¡La hoguera!, ¡la hoguera!, ¡la hoguera!
la hoguera tiene… que sé yo,
que solo lo tiene la hoguera.

Y acá, la versión del tema cantada por Eva Durán con la guitarra de Nono García:

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


Volver

Archivado en: música,politica,visual


Calendar

septiembre 2016
L M X J V S D
« Dic    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

Most Recent Posts