Estoy en Twitter. Seguime.

¡Grande Lucila!

27 de marzo de 2006 por Diego Rottman

Por comparación, La Nación es uno de los diarios mejor escritos. Uno de los motivos, no público, es el trabajo cotidiano de Lucila Castro.

Además de su diálogo semanal con los lectores, todos los días los periodistas del diario de los Mitre reciben un email interno redactado por Lucila con fe de erratas y observaciones, página por página.

Las correcciones pueden ser por mal uso del idioma, pero también conceptuales. La lectura de estos textos es ágil y hasta divertida. El diario debería hacer público este material. Reconocer estos errores habla bien de un medio y es una lección para periodistas y estudiantes de periodismo.

A modo de ejemplo, reproduzco el email con las correcciones a la edición de hoy, lunes 27 y la fe de erratas del fin de semana:

FE DE ERRATAS

Por favor, respetar las bastardillas.

· El jueves, en la página 7 (“Kirchner guió a Bachelet en un tour por el conurbano profundo”), donde se escribió “paso militante” debió haberse escrito “pasado militante”.

· El domingo, en la página 32 (“La reina Beatriz ya está en la Argentina”), se dijo que la reina de Holanda era descendiente de “Miguel I Romanov, último zar de Rusia”). En realidad, Miguel I (Miguel III de Rusia) fue el primer zar (1613-1645) de la dinastía Romanov.

· Ayer, en la página 12, se escribió en un título: “Recetas y remedios viven hace 170 años en una esquina de San Telmo”. La Farmacia de la Estrella, de la que trata la nota, está en realidad en el barrio de Montserrat. En el texto se escribió mal el nombre del tónico Hesperidina.

· En “La planta que combatirá el arsénico en el agua” (página 15), se escribieron incorrectamente los nombres de los géneros de plantas Ceratophyllum y Myriophyllum.

OBSERVACIONES

Tapa:

En la promo “Clásicos de la música” se habla del “Quinteto «La trucha», de Schubert”. El sustantivo “quinteto” es un sustantivo común y debe escribirse con inicial minúscula.

Se escribe en un título: “Blanquean a 40.000 empleadas domésticas”. En el texto se habla de “trabajadoras domésticas”. Es cierto que la inmensa mayoría de los empleados domésticos son mujeres, pero ¿seguro que no se blanqueó a ningún varoncito?

El título “Perdonó River y la fiesta fue de Boca” es ininteligible. ¿Qué quiere decir que “perdonó River”?

Se entiende, en cambio, que Boca celebre haberle empatado a un grande.

En “Bases de datos personales, sin control estatal” se habla de “información sensible”. Debe decirse “información delicada”.

Página 2:

En la bajada de “Hamas irrumpe en la campaña israelí” se escribe: “…el futuro premier palestino dijo…”. En el texto se menciona a Ismail Haniyeh como “el nuevo primer ministro palestino”. En realidad es “futuro” primer ministro porque todavía no fue confirmado.

Se escribe: “…como ocurrió en los comicios de 1996, o los de principios de 2002…”. La coma delante del coordinante disyuntivo está de más.

Más abajo se escribe: “…cortaron la transferencia de millones de dólares de impuestos a la Autoridad Palestina, y amenazaron con cortar todas las relaciones…”. La coma delante del coordinante copulativo está de más.

Después se lee: “…Olmert… dijo… que no negociará absolutamente nada con Hamas si antes no reconoce el derecho…”. Hay que pensarlo dos veces. Sería más claro si estuviera expreso que el sujeto de “reconoce” es “Hamas”: “…Olmert… dijo… que no negociará absolutamente nada con Hamas si este antes no reconoce el derecho…”.

Se escribe después: “…en vísperas de que hoy el tan temido gobierno de Hamas reciba el voto de confianza del Parlamento palestino, el ejército israelí anunció que no mantendrá relaciones con su ejecutivo”. Con un poco de esfuerzo se entiende que “su ejecutivo” es el ejecutivo del Parlamento palestino, es decir, el gobierno de Hamas, pero ¿el ejército israelí mantiene por su cuenta relaciones con los gobiernos de otras naciones?

Más adelante se escribe: “…destacó que si se percibía cierta calma en el ambiente sólo era porque «las fuerzas de seguridad están haciendo un esfuerzo enorme»”. Los verbos del discurso indirecto (“que si se percibía sólo era…”) están bien relacionados con el verbo principal “destacó”, pero en la parte entrecomillada insertada, en la proposición sustantiva de estilo indirecto, el presente “están haciendo” no guarda esa relación. Esto se nota al sacar las comillas. Así las comillas son imposibles. La solución sería: “…destacó que si se percibía cierta calma en el ambiente sólo era porque las fuerzas de seguridad estaban haciendo «un esfuerzo enorme»”.

Se escribe después: “…Kadima podría conseguir unos 36 escaños de un total de 120, el laborismo, de centroizquierda, 18, y el Likud, de derecha, 14”. Debería haberse puntuado: “…Kadima podría conseguir unos 36 escaños de un total de 120; el laborismo, de centroizquierda, 18, y el Likud, de derecha, 14”.

El párrafo siguiente empieza: “El ex alcalde de Jerusalén reiteró…”. Esta sería una buena manera de decir que Olmert fue alcalde de Jerusalén sin darlo como una información, si se acabara de mencionar a Olmert. Pero en la oración anterior se ha hablado de tres partidos y no se ha mencionado a Olmert, de modo que el lector que no sabe que “el ex alcalde de Jerusalén” es Olmert se queda sin saber de quién le están hablando.

En el último párrafo se escribe: “…advirtió… que sólo avanzará con este proyecto… –una idea impensable hace tan sólo unos años–, luego de consultar a sus connacionales…”. La coma después de la raya está de más.

En “«Estas elecciones son un verdadero referéndum sobre el futuro del país»” dice un asesor de Sharon: “…están cansados de promesas, de ceremonias en la Casa Blanca, o acuerdos de Oslo”. La coma delante del coordinante disyuntivo “o” está de más.

Página 7:

En “Está más cerca de ser cerrada la causa por los sobresueldos” se escribe: “Esa resolución… fue un golpe de knock out para la causa”. Un knockout (como sustantivo es una sola palabra; separado se escribe el verbo) es un golpe. Debería haberse escrito: “Esa resolución… fue un knockout para la causa”. Aunque no es lo mismo que knockout, hubiera sido mucho más elegante si se hubiera escrito: “Esa resolución… fue el golpe de gracia para la causa”. Las metáforas boxísticas no son nada elegantes.

Después se habla de un “delito a investigar”. Debe decirse “delito por investigar”.

En “El Gobierno y Sancho buscan retomar el diálogo en Las Heras” se dice que el Ministerio de Desarrollo Social dio en Las Heras “trece pensiones por invalidez a la vejez”. ¿Son “por invalidez” o “a la vejez”?

Se escribe después: “…la jueza… dictó la prisión preventiva de tres de los detenidos, dos siguen procesados, pero recuperaron la libertad y al resto se les dictó la falta de mérito…”. Quedaría mejor puntuado así: “…la jueza… dictó la prisión preventiva de tres de los detenidos; dos siguen procesados pero recuperaron la libertad, y al resto se les dictó la falta de mérito…”.

Más abajo se escribe: “La prisión preventiva… recayó sobre Omar Mansilla, Pablo Mansilla y José Rosales y también fueron procesados… pero quedaron en libertad Enrique Aguilar, Daniel Aguilar y Rubén Bach”. Son dos proposiciones coordinadas por el “y” de “y también”. En cambio, el primer “y” coordina los núcleos del sujeto de la primera proposición. Para marcar esta diferencia de niveles, debería haberse puesto una coma delante del segundo “y”: “La prisión preventiva… recayó sobre Omar Mansilla, Pablo Mansilla y José Rosales, y también fueron procesados… pero quedaron en libertad Enrique Aguilar, Daniel Aguilar y Rubén Bach”.

Se escribe en un título: “Crearon una secretaría de Derechos Humanos”. El sustantivo “secretaría” está con minúscula porque se consideró un sustantivo común, al hablarse de “una” secretaría. Pero, en ese caso, también debió haberse escrito con iniciales minúsculas “derechos humanos” porque si “secretaría” es nombre común, no puede considerarse “derechos humanos” parte de ningún nombre propio.

El texto está bien.

Página 8:

En una pastilla de “Sólo en off” se dice que Margarita Stolbizer “concretó su desembarco en la Capital Federal”. ¿Por qué río llegó de Morón a la Capital en barco? ¿Hasta cuándo abusaréis de desembarcar y desembarco?

Página 11:

Bajo la volanta “Sólo ahora se empieza a conocer en el país”, se escribe en un título: “CRAS, un nuevo síndrome que afecta al corazón y los riñones”. Lo nuevo es que se lo conozca, no el síndrome en sí.

En el texto se escribe: “…un nuevo síndrome se apoya en el corazón, los riñones y la sangre para desbaratar la salud”. No puede decirse que un síndrome “se apoya” en determinados órganos.

Se habla de “los síntomas que debe alertar…”. Esto debe de ser una errata. En la proposición adjetiva, el relativo “que” funciona como sujeto y, como vale por un plural porque representa al antecedente “síntomas”, el verbo debe concordar en plural: “los síntomas que deben alertar…”.

En “Hallan 60 huellas de los Mendozasaurus” se dice que Malargüe está “a 500 kilómetros al sur de la capital de Mendoza”. Malargüe está “a 500 kilómetros de” Mendoza y está “al sur de” Mendoza, pero, cuando se da la distancia y la dirección al mismo tiempo, debe decirse que está “500 kilómetros al sur de” Mendoza.

Página 12:

En la bajada de “Recetas y remedios viven hace 170 años en una esquina de San Telmo [ver la fe de erratas]” y en el texto se menciona “la farmacia De la Estrella”. Debe escribirse “la Farmacia de la Estrella”.

Se habla de la muestra “Cuando los argentinos no querían dejar la cama”. El Museo de la Ciudad podría renovar un poco las vidrieras de la farmacia, porque hace por lo menos treinta años que exhibe, con ese título, las preciosas tazas de noche.

Se dice que la farmacia tuvo como antecedente “un proyecto pergeñado por Bernardino Rivadavia”, que quería que Buenos Aires tuviera la botica más importante de América del Sur. El verbo pergeñar, coloquial, significa ‘disponer o ejecutar algo con más o menos habilidad’. Aquí no es muy apropiado porque lo de “con más o menos habilidad” significa que se hace lo que se puede y generalmente implica que las cosas no salen del todo bien (cuando no salen totalmente mal), lo cual no fue el caso.

Se lee después: “En 1969, la farmacia pasó a formar parte del patrimonio del Museo de la Ciudad…, evitándose así un riesgo…”. El gerundio consecutivo es incorrecto: Pudo haberse escrito: “…pasó a formar parte del patrimonio del Museo de la Ciudad…, y así se evitó un riesgo…” o “…pasó a formar parte del patrimonio del Museo de la Ciudad…, con lo que se evitó un riesgo…”.

Se dice, en el texto y en el epígrafe de la foto, que el local fue declarado “Testimonio Vivo a la Memoria Ciudadana”. Este es un nombre de clase, es decir, un nombre común, por lo que debe ser escrito con iniciales minúsculas. Posiblemente en el decreto o resolución que le confiere esa categoría, el nombre esté escrito con iniciales mayúsculas (en los documentos oficiales suele haber exceso de mayúsculas), pero esto es un error. También es un error del documento oficial la preposición en “testimonio a la memoria”: debe decirse “testimonio de la memoria”.

Dice el arquitecto Peña: “Quisiéramos que permanezca inalterado”. Debió decir: “Quisiéramos que permaneciera inalterado”.

Página 13:

En el epígrafe de una de las fotos de “La zona histórica de la Plaza de Mayo otra vez fue el blanco de los vándalos” se escribe: “Los turistas que visitaron el Cabildo y se encontraron con una imagen lamentable”. Esto en sí no es incorrecto, pero está hablando de los turistas, que apenas se ven en la foto, y no de cómo quedó el Cabildo. Todas las demás fotos tienen epígrafes construidos como oraciones con sujeto y predicado verbal. Aquí también podría haberse escrito (y hubiera sido mejor): “Los turistas que visitaron el Cabildo se encontraron con una imagen lamentable”.

Economía, página 1:

El texto “Ya se blanqueó a 40.000 empleadas domésticas” está muy bien.

En “Prevén una inflación inferior al 1,5%” se escribe: “…todavía queda por saber cuál será el impacto…”. Debió haberse dicho: “…todavía queda por saber cuál será el efecto…”.

Dice una fuente: “El parámetro es tener una inflación menor que el 1,5% de marzo pasado”. El “objetivo”, no el “parámetro”, es tener esa inflación. Un parámetro es, propiamente, una variable y, figuradamente, un ‘dato o factor que se toma como necesario para analizar o valorar una situación”.

Dice una consultora: “La política de control de precios está dando resultados que tienden a reducir la inercia inflacionaria…”. Los “resultados” no “tienden a reducir la tendencia inflacionaria”. La tendencia a la reducción de la inercia inflacionaria es precisamente el resultado. Podría decirse: “La política de control de precios está dando como resultado una tendencia a la reducción de la inercia inflacionaria…”. O, simplemente: “La política de control de precios está reduciendo la inercia inflacionaria…”.

Compadezco a la sección Economía por lo mal que usan la lengua sus fuentes.

Página 6:

El título “Reconocen una deuda al grupo Roggio”. Podría interpretarse que reconocen que el grupo Roggio tiene una deuda.

En el texto se escribe: “…la empresa podrá solicitar aumentos… si el incremento de costos superara…”. Aquí hay discordancia modal. Debería haberse escrito: “…la empresa podrá solicitar aumentos… si el incremento de costos supera…”. También sería correcto si se hubiera escrito: “…la empresa podría solicitar aumentos… si el incremento de costos superara…”.

Se dice que la deuda “se remonta a la gestión del ex intendente Germán Kammerath”. En tiempos de su gestión, no era “ex” intendente. Debe decirse “la gestión del intendente Germán Kammerath”.

Última Página:

En la bajada de “Poemas para viajar en el subte D” se escribe: “Ramón de Almagro y su poesía común”. Si se quería destacar “poesía común”, debió escribirse entre comillas, no en bastardilla.


Volver

Archivado en: medios


Calendar

diciembre 2016
L M X J V S D
« Dic    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

Most Recent Posts