Desprolijo minibalance 2016

Proeza: las dos series producidas por Louie CK (Horace & Pete y Better Things)

Decepción: Black Mirror

Peor serie: 11.22.63

Episodio: S01E07 de Vinyl

Foto:

Serie subvalorada: Braindead

Actor: Tony Shalhoub (Red Wheatus en Braindead)

Hallazgo: el “Previously” de Braindead por Jonathan Coulton

Disco: Bust Free

Canción: Kill the lights

Podcast: La casa del transformador

App: Showbox

Sitio: Magnet

Transgresión:
CrWfRgTXgAEQHJE

Nota: The Playlist Professionals At Apple, Spotify, And Google

Libro: Irrupciones, de Levrero

Logo:
CpJKRWJWgAE_i_g

Cuentas de Twitter: @cl_diff y @ln_diff

Programa periodístico: “Last Week Tonight”

Claroscuros de García Ferré

IMG_2269+-+copiaMurió García Ferré. Acá, un obituario realista resumido en algunos tuits:

 

El Diario K y el Diario Q

“El péndulo” es un programa de Juan Pablo Varsky adonde distintos periodistas opinan sobre su oficio. Abrió el ciclo, a modo de tesis, Jorge Lanata:

Le siguió Sandra Russo, como su antítesis:

Y en el tercer programa estuvo la síntesis, a cargo de Beatriz Sarlo:

Quedan todavía siete programas pero vale la pena ver estos tres para hacerse un buen resumen del debate que recorre el periodismo desde hace tres o cuatro años, cuando el Grupo Clarín deja de ser un aliado del gobierno para enfrentarlo explícitamente y surge 678 como el proyecto oficialista más exitoso para responder a ese enfrentamiento. La polémica “periodismo militante” o “periodismo independiente” como eufemismos de la propaganda oficialista u opositora, encarnados en las voces de Sandra Russo y Lanata, excluye a una tercera voz, la más numerosa, la del periodista profesional, insinuado por Sarlo.

En otra interesante producción, la revista Sudestada da cuenta de estos tres grupos. Dice Hugo Montero:

En un extremo, el Grupo Clarín y su complejo entramado de negocios que va más allá de lo periodístico, que precisa del disciplinamiento del poder de turno para resguardar sus ganancias y que se ve amenazado, intepelado y expuesto por primera vez en mucho tiempo. [..] En el otro rincón, un conglomerado de nuevos medios, con respetados profesionales del oficio y nuevos administradores de la oportunidad financiera, que intenta poner en cuestión el discurso hegemónico del adversario, pero que incurre en reproducir sus mañas y vicios y en justificar su rol de propagandistas. [..] Unos y otros desprecian a quienes no se posicionan. Los llaman “neutrales”.

Ante las certezas de los polos, en ese mismo informe Hernán López Echagüe, les contrapone las dudas del periodista profesional:

Para un periodista todo debe ser relativo, por eso se dedica al periodismo; para un político, en cambio, todo es absoluto, y por eso se dedica a la política. El absolutismo es fenomenal y cómodo. La falta de certezas es incómoda y causa dolor de barriga, pero es más saludable.

Tanto para los llamados periodistas independientes como para los periodistas militantes, hechos y opiniones están atados a quien los enuncia. Los dos grupos, igualados por una deontología ad-hominem. Se pasa del “lo dijo el diario, así que debe ser verdad” de hace menos de una década a “cómo va a ser verdad si salió en Clarín (o Página/12)”.

Por eso, resulta casi revolucionario que Sarlo vuelva a introducir, para sorpresa de Varsky, la idea de objetividad, una mala palabra entre los que ejercen la profesión por estos días:

VARSKY: ¿Cuál es la ética periodística Beatriz?

SARLO: Yo creo que la objetividad y la crítica de aquello que se descubre son los dos rasgos principales de la ética periodística.

VARSKY: ¿Existe la objetividad?

SARLO: Sería ofender a los periodistas decir que no existe. Hay periodistas de investigación, tanto histórica como de investigación sobre hechos más próximos, que hacen todos los esfuerzos para que aquello que escriben sea la versión más cercana a aquello sucedido. Que esa es toda la objetividad que se puede pedir. Es la misma objetividad que se le exige a un historiador.

VARSKY: Es curioso, porque casi todos los periodistas dicen, o decimos, que la objetividad no existe. Y vos, que no sos periodista pura, la reivindicás como un valor…

SARLO: Ningún historiador de la cultura te diría que no se puede ser objetivo. A lo que no se puede aspirar es a decir “lo que sale de mi boca es la verdad”.

En otro momento de la charla Sarlo habla de un tercer momento de la prensa, que llega con los medios en la web: “ahí los kirchneristas también leen Clarín y los antikirchneristas leen Página/12, es un público que se va desplazando por pantallas, por sitios web y se va haciendo su propio Huffington Post” [medio online fundado en 2005 que recopila lo más destacado de la prensa]

En realidad, el modelo Huffington Post comenzamos a hacerlo en Periodismo.com ocho años antes que el Huffington Post. Y la idea de un Huffington Post personal tiene poco de novedosa: fue teorizada como “Daily Me” por Nicholas Negroponte en 1995 y es una realidad desde al menos una década.

Pero es interesante la idea del antikirchnerista leyendo medios oficialistas y del kirchnerista leyendo medios opositores. Se los lee para criticar, pero también para adherir (“hasta La Nación reconoce que esta medida del gobierno estuvo bien”). Y algo que Sarlo deja afuera es la presencia creciente de blogs y redes sociales en la dieta informativa. Por eso, podrá haber medios K y medios anti K, pero no necesariamente se corresponden con los lectores K o lectores anti K.

A modo de ejemplo, presentamos el oficialista “Diario K” y el opositor “Diario Q” (en homenaje a Quintín, uno de los antikirchneristas más fanáticos). A partir de dos listas que armamos, el servicio The Tweeted Times analiza los links de tuiteros simpatizantes con el gobierno y de aquellos opositores a la gestión kirchnerista y arma cada 24 horas un diario con las noticias más relevantes para ambos grupos. (por supuesto, cualquiera que prefiera no figurar en estas listas o desee ser agregado, no tiene más que solicitarlo en los comentarios).

Click para leer la edición del día del

Click para leer la edición del día del

Los nuevos ídolos usan corbata

Esta es una vieja tapa de Brando:

Y este es el número de este mes:

Puestos a soñar, ¿quién de los dos les gustaría ser? ¿el canchero con el brazo tatuado andando en un descapotable que “hace todo lo que soñó de chico”? ¿O el nerd con corbata y clips en la cara que, acosado por los juicios, ahora “se pone serio”?

Lo interesante es que, Twitter mediante, las críticas ya no son más mensajes en una botella flotando en el mar. Nicolas Cassese, director de Brando, y Seba Zirpolo, autor de la nota, recogieron el guante y dieron a conocer su mirada sobre el asunto. Este fue el diálogo tuitero: Continuar leyendo “Los nuevos ídolos usan corbata”

Las noticias más retuiteadas de los medios argentinos

A partir de de la buena idea del blog español 233grados que analizó las noticias de los medios españoles que tuvieron más retuiteos, hice una versión local. Están ordenados por el número de retuits que tuvo su tuit más retuiteado. Se incluye el número de seguidores a modo orientativo.

C5N – 245.382 seguidores

733 retuits

TN – 262.370 seguidores

342 retuits

La Nación – 244.495 seguidores

290 retuits

Crónica – 41.475 seguidores

288 retuits

Olé – 211.344 seguidores

228 retuits

MSN – 24.428 seguidores

185 retuits

Perfil – 78.259 seguidores

167 retuits

Libre – 32.953 seguidores

124 retuits

Clarín – 171.778 seguidores

95 retuits

Infobae – 144.117 seguidores

75  retuits

Sorprende que dos medios tan populares en la web, como Clarín e Infobae, con tantos seguidores tengan tan poco poder de retuiteo. En el extremo opuesto, MSN, Libre y Crónica, con pocos seguidores, logran muchos retuits.

Lideran las señales de noticias con muchos retuits, pero también seguidores.

Meritorio lo de La Nación que, sin el apoyo de un canal de tv o de un medio muy masivo, logró gran cantidad de seguidores y de retuits.

En relación al contenido, se mezclan links a noticias, frases reuiteables y concursos. No siempre el retuit implica empatía: en el caso de Libre mucha gente repitió el tuiter a modo de crítica. Algo parecido puede haber pasado con Olé y Crónica, donde también se mezclan los retuits irónicos.

Desprolijo minibalance 2011

Libro: “God No!”, de Penn Jillette
Serie: The Hour
Película sobrevalorada: El Estudiante
Película subvalorada: Operación regalo
Spotify Playlist: Originals that are less Famous than the Cover Versions
Frase del año: “Conmigo no, Barone”
Blog lamentablemente cerrado: The J-Walk Blog
Fenómeno periodístico: La decadencia de “Barcelona”
Disco nacional: Se puede, de Varias Artistas
Mejor idea de producción de la tv argentina: El cuarto giratorio de Showmatch
Mejor extensión de Firefox: Who stole my pictures?
Libro para periodistas: “Steve Jobs”, de Walter Isaacson
Sitio web: Epubgratis.me
Mejor hashtag: #NegradasdeMercadoLibre
Hashtag más exitoso: #LiberenOrsai
Hashtag menos exitoso: #Liberenaloslibros

Desprolijo minibalance 2010

Orsai acepta colaboraciones

A propósito del primer año de la revista Orsai, pregunté en Twitter:

https://twitter.com/#!/diegorottman/status/138670312647692288

El balance para la mayoría fue positivo, con tibias críticas. Entre mis reparos, escribí que me hubiera gustado ver menos escritores consagrados o conocidos y más descubrimientos, preferentemente jóvenes. Eso fue el inicio de una discusión cordial con @aguirrecaro que duró ¡tres horas!

Para tratar de resumirla: a ambos nos gustaría leer textos de calidad de gente nueva. Ella es más pesimista que yo en que esa gente existe. Explica que cuando Hernán Casciari convocó a mandar material solo rescataron un texto publicable. Para mi esa convocatoria no tuvo la suficiente difusión y duró poco. Razoné que tiene que haber un recambio similar al que apareció en los blogs en la primera década del siglo, entre los que surgieron los mismos Casciari y Carolina Aguirre. Que tal vez haya que mirar en Twitter.

Cuando le dije que posiblemente yo esté equivocado, pero que valdría la pena hacer el experimento, ya que lo curioso de Orsai es que es un medio masivo y under a la vez, ofreció escribirle a Casciari y preguntarle si le interesaba recibir colaboraciones. Esta fue la respuesta:



Me alegra la buena onda de Casciari y Carolina Aguirre y la posibilidad de ver qué surge de esta propuesta. Me preocupa que sea todo tan informal y con una difusión tan limitada: no es lo mismo que yo lo publique en este blog que que Hernán lo ponga en Orsai.

Así que, jóvenes (y viejos) talentos, se les acabaron las excusas para ponerse a escribir esa nota o ese cuento que tanto querían hacer. Ahora pueden publicar en un medio prestigioso y leído y encima cobrar buen dinero. ¡A laburar!

ACTUALIZADO: A raíz del debate de Twitter, Patricio Zunini propuso una lista de 10 autores sub-30 para seguir con atención.

Octubre, mes peronista

No solo el 17 se conmemora otro Día de la Lealtad: al otro día es, por supuesto, San Perón (nacido un 8 de octubre). Y este 27 de octubre, con la peronista Cristina reelecta en octubre, se recuerda el primer aniversario de la muerte del peronista Néstor Kirchner.

La moda peronista de este octubre no excluye a la cultura. Mientras Evita figura con dos obras en los 200 libros fundamentales de la historia argentina –pese a que jamás escribió ninguno- y La Nación da cuenta de “una explosión de las letras K”, aparece un libro dedicado a las anécdotas de Juan Domingo Perón, “Las aventuras de Perón en la Tierra” de Jorge Bernárdez y Luciano di Vito.

El libro es imprescindible para entender el Lado B del General, esa cara de la que no se ocupan los libros de Historia, pero que completa la personalidad del líder público. En la era de Twitter, adonde todos parecen tener una anécdota con Néstor Kirchner, encontrar en pleno 2011 coetáneos de Perón es una rareza. Y este libro acumula decenas de testimonios que van desde la conveniencia de tirarse pedos justo en el momento de bajar la cadena del inodoro hasta un Perón con alegría infantil a la hora de verse en filmaciones realizadas por Pino Solanas.

Al hacerlo más humano, lejos de desmitificar al ícono, el trabajo termina siendo su panegírico. Son ínfimos los lugares en los que Perón aparece retratado negativamente. Mientras leía el libro, me topé con La “guerra sucia” que divide hoy al periodismo argentino, un texto de Carlos Ares a propósito de la pelea Magdalena-Victor Hugo. Allí se lee: “El general Perón, ya de regreso de su exilio político, ‘marcó’ a la periodista Ana Guzzetti en una conferencia de prensa: ‘Tómenle los datos’, se exaltó, cuando sólo tenía que responder a lo que le preguntaban sobre si sabía de la existencia de la Triple A, una banda parapolicial. Ana fue torturada y luego clausuraron El Mundo, diario para el que trabajaba”. No encontrarán esa clase de anécdotas allí. Es más, la única crítica a Perón y el peronismo surge de un capítulo dedicado al gorilismo más rancio, en la voz caricaturizada de uno de sus representantes.

El libro es recomendable, desde la gran tapa de Demián Aiello hasta el cierre, pasando por la figuritas justicialistas o las citas peronistas, con datos revelados por primera vez sobre la sombra política de este más de medio siglo de Historia Argentina. Y aunque se proclama como un libro sobre la vída privada, sirve para entender aquellos años y cómo, pese a ser tan distintos, Perón, Menem y Kirchner tienen un mismo ADN político, composición genética que jamás podrían compartir con un Binner, un Alfonsín o un Altamira. Porque, pese a lo que decía Perón, y sirve de cita al comienzo del libro, peronistas no somos todos.

El gran impostor de Twitter

Twitter esta plagado de fakes, personalidades falsas que se hacen pasar por verdaderas. En una categoría estan los fakes irónicos, delirantes, mordaces: no pretenden confundir a los lectores, sino burlarse de quienes imitan. Después están los que ocupan el nombre del famoso, pero no usan la cuenta (el falso Jorge Rial jamás tuiteó, pero tiene casi 7000 seguidores). Y por último, están aquellos que podríamos llamar “impostores”, se hacen pasar por el famoso imitando su estilo.

En este tercer grupo, el líder en Argentina es indiscutiblemente el usuario @victorhugo590. Las razones por las que recibiría el premio al mejor estafador son varias. Para empezar, consiguió tener 71.871 seguidores al momento de escribir esto, casi la misma cantidad que los 79.977 followers de @vh590, la verdadera cuenta de Víctor Hugo Morales.

Si se busca en Google la frase Victor Hugo Morales en Twitter, ¡aparece primero el fake y después el verdadero!

Otra razón es que cada vez que @vh590 dice cuál es su verdadera cuenta, @victorhugo590 responde con mensajes como este

http://twitter.com/victorhugo590/status/63743221884399616

Tuvo, incluso, una pelea con el verdadero Martín Caparrós de Twitter:

http://twitter.com/victorhugo590/status/71689938810322944

(¡retuiteado por 47 personas!)


https://twitter.com/victorhugo590/status/71721456005939200

Pero lo más divertido es cuando los medios tradicionales, subidos a la moda de la notuitcia, toman por declaraciones del relator uruguayo, tuiteos de su imitador. Hace un tiempo cayeron, de un saque, Jorge Rial, Mirtha Legrand y Duro de Domar (a partir del minuto 2:46):

Y ahora acaba de caer la agencia Noticias Argentinas (click en la imagen para ampliar):

con este tuit, retuiteado por 19 incautos:

http://twitter.com/victorhugo590/status/76377841826144256

¿Qué está esperando el verdadero Víctor Hugo Morales para verificar su cuenta y denunciar a la falsa?¿O quiere que pensemos que el fake es él mismo tuiteando lo que no se anima a decir en la cuenta oficial?

ACTUALIZACIÓN: Juan Pablo Mansilla agrega dos casos más, uno de ellos aparecido en Clarín.

“Sofía Gala Porro”, meme de Twitter

Si, como dice Gonzalo Peltzer en su blog, la idea original del diario Libre era “un homenaje a Libèration a quien intentarían parecerse y que sería un diario joven, y no un popular de sangre y el sexo”, Sartre debe estar revolcándose en su tumba. Porque la tapa de hoy desmiente esas intenciones:

La portada es casi naive si se la compara con algunas de Crónica como esta de hace un año, que casi no tuvo repercusiones:

Se inscribe en la misma veta policíaca que la de Paparazzi de Juanita Viale:

O de El Guardián, escrachando número a número a los clientes de los travestis en la Zona Roja:

Y recuerda la tapa de The Sun mostrando a Kate Moss en la casa de Nelson Mandela tomando cocaína:

Sin embargo fue la de Libre la tapa que prendió entre los tuiteros. A la buchoneada se le sumaba lo inocuo de la denuncia, el espacio que le dedicaban y el título sin verbo. Después de dos días de tapas insulsas, Libre se despertó y empezó a hacer sensacionalismo.

El buzz durante el día llevó al tema a Trending Topic de Twitter para Argentina (indicador de los temas más populares), pero ¿se va a traducir este éxito virtual en éxito de ventas? Los que hablaron en la Red de “Sofia Gala Porro”, ¿van a ir al kiosco a comprar el diario hoy o mañana? Dudoso. Aparte, no son el supuesto target del diario. Otra teoría es que este escándalo armado va a tener su eco en los programas de chimentos de la tarde, que sí son masivos y que sí ven los sectores populares.

Pero la tapa en sí es mala desde el punto de vista del editor porque termina en la tapa. ¿Para qué vas a comprar el diario si ya viste la foto y no hay nada más para agregar?

En Twitter se empezó a hablar temprano, con el director del diario fogoneando el escándalo, retuiteando una crítica del Chavo Fucks:

Luego, cuando creció la ola de críticas, pareció echarse atrás con un tuit incomprensible:

Y al final terminó pidiendo convertir el “acierto” en dinero:

El resto se dividió entre los que hablaban de la no-ticia:

y los que hablaban del modo de titular, que terminó en el divertido hashtag #titulocomolibre:

http://twitter.com/chapita/status/65798810319863808

Mientras tanto, Muy sigue durmiendo la siesta (aunque por ahora venda más) con la coincidencia de que justo hoy hay en tapa una nota del montón a Moria Casán, la madre de la única fumadora de porro de Argentina.