TP: obituario anticipado

El impacto que nos causa una muerte depende de muchos factores. El ranking lo encabeza, por supuesto, la cercanía con el difunto. La lista seguiría con «el factor sorpresa» de la muerte. Casi todas las muertes son sorpresivas, pero si la causa viene de afuera del cuerpo del que se murió (una bala, una caja fuerte que se le cae en la cabeza), sorprende más. Y en tercer lugar pondría la fama del finado, potenciada si estaba en un buen momento de su carrera.

Para los lectores del sitio Los Trabajos Prácticos, su cierre anunciado para fines de este mes, cumple con los tres factores. Los códigos comunes establecían la cercanía (aunque ni siquiera muchos de sus colaboradores se conocían entre sí) y, para cierta nanoaudiencia, su fama crecía en nombre y visitantes.

¿Y los motivos del deceso? Poco se escribió por ahora en el sitio. Dice el email de despedida:

los logs de TP crecen (cada vez más gente lee) aunque cada vez menos gente escribe. ¿Motivos? Ni la más puta idea.

A mí me recuerda al cierre de «La Urraca», la revista más opositora al gobierno de Menem. Esta publicación, editada por Cascioli y dirigida por Ricardo Parrotta, se dedicaba a poner en tapa los días que faltaban para que terminara el gobierno del Turco. No sólo se equivocó con el número (el riojano tuvo una reelección que no estaba contemplada en el conteo), sino que «La Urraca» terminó antes que la década menemista.

Kirchner lo hizo con TP. Aunque no se ventilan demasiado las internas del sitio, se deduce que el equipo se fue vaciando de oficialistas primero. Pero después los no-kirchneristas que quedaban se fueron vaciando de ideas.

Para mí hay dos textos clave en TP: Uno de Esteban Schmidt sobre Cromañon y Callejeros, que sacó al sitio de la oscuridad y otro, donde Hernán Iglesias Illa intuye el inminente final. Dice hernanii:

Lo que parece es que hemos decidido dejarle la pelota al gobierno y sus escribas, y que los que teníamos algo para decir que no sea gritar “¡inseguridad!” o hinchar las pelotas con la sumisión a Hugo Chávez hemos dulcemente aceptado la derrota discursiva: en los primeros años de la aplanadora K, los progresistas revoloteaban hacia miles de direcciones distintas, algunos enfervorizados por los ataques del gobierno contra los enemigos reales y también los imaginarios; y otros, por ejemplo en TP, nos cagábamos de risa de algunas cosas, intentando, casi siempre sin éxito, que no nos compararan con los programas mañaneros de Radio 10. Ahora, los reacomodamientos parecen haber terminado: todo el mundo parece haberle puesto al paquete K el moño que más le gusta y haberse lanzado al disfrute de su vida privada, que en el Corredor Norte es intensa, salpicada de Benjamín Nieto, con los olores a árboles y caca de las terrazas de Palermo, y trabajos medianamente creativos que se hacen menos alienantes gracias a HBO o, dos semanas por año, al Festival de Cine Independiente.

Lejos de abrir el debate, este texto lo clausuró, confirmando la exactitud del diagnóstico. Después de eso, sólo queda el silencio, sumarse al discurso oficial o comentar las series de HBO. TP desembocó en la primera opción y hoy se despide.

Para aquellos que nunca visitaron el sitio, les recomiendo: aprender (si es eso posible) de la escritura de Esteban Schmidt; escuchar los magníficos podcasts; la lección de cómo se cubren las elecciones desde un medio digital independiente y casi sin dinero; agobiarse gratamente con todo lo que escribe Quintín, pero especialmente con la serie 20 x 35, modelo para desarmar, sobre los nuevos narradores argentinos; a Tomás Abraham cuando duda, más que cuando la tiene clara; no olvidarse del Nudlergate; y, sobre todo, los textos, audios y dibujos de Huili Raffo, verdadero sostén de TP durante el tiempo que duró.

Dice Pablo Plotkin en su despedida:

Creo que hay varios puntos sobresalientes en el legado que deja TP, y uno de ellos es el ánimo constante de bajar los niveles generales de autoindulgencia. Tenemos mucha facilidad para acomodarnos en el lado aceptable, no impugnable del mundo. Este medio fue primero una masiva descarga de trompadas contra esa postura y ahora es una víctima más.

Antes de apurarnos a llenar la pala con tierra, esperemos. TP va a volver con otro nombre o atomizada, la próxima semana o en varios años. Cuando este silencio perplejo se rinda ante nuevas palabras que nos representen.

[audio:http://www.simplenet.com.ar/mp/mpaniversario/20.mp3]

Idea para tesina

¡Atención estudiantes de Ciencias de la Comunicación! Si tienen que hacer la tesina pero todavía no se les ocurrió un tema, aquí les doy una propuesta: analizar el «fenómeno» de 7 minutos, el diario con actualización permanente y para imprimir de Infobofe.

Para empezar, pueden comparar sus infinitas semejanzas con 24 horas el modelo equivalente del diario «El País», de Madrid. Aquí tienen parte del trabajo ya hecho.

Pero ahora se agrega un dato nuevo. A la noche el diario es descargado por una persona. Es decir 7 minutos sólo tiene un lector en el horario nocturno. Eso sí, es fanático del producto: todos los días se toma el trabajo de ir al sitio y descargar el diario.

Esto tiene varios aspectos para analizar:

  • Debe ser el medio de costo más alto por lector.
  • Pueden encontrar al lector, entrevistarlo y tener un sondeo que evalúa al 100% de los receptores nocturnos del producto, una muestra incuestionable.
  • 7 minutos es el medio personalizado por excelencia. Lo hacen para una sola persona.

Más allá de este vidrio

cvv.jpg

CVV – Coeficiente de Vida Virtual: Cuantifica entre 0 y 1 el tiempo del día pasado sin mirar el vidrio de una pantalla o durmiendo, siendo 0 una Vida Virtual Nula=Vida Real Máxima (imposible por la variable Zz) y 1 una Vida Virtual Máxima=Vida Real Nula.

CVV = (Tv + M + Zz) / 24

Tv: Tiempo en horas dedicado diariamente a ver televisión

M: Tiempo en horas pasado cada día mirando el monitor de una computadora

Zz: Tiempo diario destinado a dormir

[audio:http://www.simplenet.com.ar/mp/mpaniversario/19.mp3]

Martín Elli

Marcelo Tinelli, el ex-conductor de «Showmatch» (uno de los fracasos del año) y actual conductor de «Cantando por un sueño» y «Bailando por un sueño» (uno de los éxitos del año) coincidió ayer con su colega en la conducción de programas de radio y tv, Martín Caparrós: ambos condenaron la lectura de diarios.

En el programa de Canal 13, perteneciente al Grupo Clarín, Jorge Lafauci se quejaba porque un diario había malinterpretado sus críticas a la «Tigresa» Acuña. Tinelli lo interrumpió: «¡No hay que leer los diarios!».

Unos días antes, Caparrós, docente de la Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano que fundó Gabriel García Márquez, había contado a Veintitrés que luego de mudarse dejó de recibir los diarios y seguró que «al acabo de una semana descubrí con horror, con espanto que no los necesitaba para nada».

Blogversaciones: Leandro Zanoni

En una reunión antes del estallido de la burbuja de Internet, el CEO de un sitio inventado de esos que surgían por esos días (y que ahora está tomando sol en Miami) me preguntó: «¿Conocés a Fabián García?». El único Fabián García que yo conocía era un periodista de PC Magazine que escribía notas sobre virus. En mis tiempos de productor solía llamarlo como especialista cuando había ataques informáticos. Aparentemente era el mismo. Y todo el mundo en el ambiente de Informática y Tecnología lo conocía. Y leía su boletín «InfoMail». Fabían García fue el primer argentino mediático de Internet que conocí. Supo hacer de su personalidad y sus boletines por email un negocio excelente. Y todavía sigue haciéndolo.

Pero Fabián García nunca uso la web como herramienta. Tampoco la necesitó. Era de esperar que la moda de los blogs también engendraría un mediático 2.0. En México, por ejemplo, está Eduardo Arcos, capaz de hacer que sus críticos se unan en esta página. En Argentina, el primero de la fila es, por ahora, Leandro Zanoni.

Su blog eBlog polariza a sus fans y a sus detractores. Su nominación al premio Mate.ar como candidato a Mejor Blog argentino potenció la discusión:

……………

Dijo Wimbledon: Los periodistas somos así. Un año antes decimos que los Premios Mate.ar son una fantochada, y ahora nos sentimos «contentos, orgullosos, emocionados y hasta agradecidos» porque nos nominaron.

Dijo Del 1/2: Ahora, me dicen que el blogger que censura comentarios está feliz con la nominación. Desde acá hagamos fuerza para que gane. Coincido en algo con él: los nominados y criterios son insólitos e impresentables. Vean si no la lista de ternados. Tan impresentable como criticar algo y después terminar pidiendolo. Sí, sí. Antes que me digan algo. Soy envidioso y resentido.

Dijo Leandro Zanoni: ya lo dije en el post. el año pasado opiné eso de los premios y ahora estoy contento por la nominación. y? cuál es el problema? … no se pongan mal chicos. La envidia no es buena consejera.

Dijo GK: Soy estudiante de comunicaciòn, y casi con verguenza te comento que tengo profesores que nos dan como ejemplo la labor de nazanoni en eblog. Bueno, aunque eso no es lo más decadente de mi «formación», es un ejemplo de lo mal que estamos… jaja

Dijo Ines Zupot: che, ustedes sí que investigan, eh? El periodismo está salvado con ustedes. Porqué no se dedican a informar cosas interesantes en vez de criticar a zanoni? Su blog es muy superior al resto, por escándalo. No se si el matear es mejro o peor premio, pero eblog es una maza y pone info que no se ve en otros. qué critican? con qué contrarestan? caraduras. felicitaciones por el blog y por la nominación. ojalá ganes.

Dijo Pablo: Leandro: sabías que david viñas rechazó la beca guggenheim. que a borges no le dieron el nobel, que existe una obra literaria llamada Los Premios. No me sumo a los que piden coherencia porque esta vez sí y la otra no. Digo que los premios no sirven para nada. Sí intuyo que estás detrás de fama y no del talento. Estoy pensando en que este blog se hizo para lanzarte en una carrera periodística. También en una carrera textil, ya que veo venta de remeras. También mi ignorancia en publicidad me hizo creer que este blog era un espacio de medios, etc, pero es una vidriera para tus productos. Sería como un blog corporativo pero de un pobre o alguien que quiere dejar de serlo a través de esta página web. Por ejemplo, Gantman no necesita publicitarse en su blog. Su blog es su territorio, no un currículum desesperado buscando firmar.
Un ejemplo de ello es tu entrevista a Nazarena Velez. Soy periodista y no tengo nada con hacerle una nota a esa chica. Pero días después me encuentro con la tapa de Caras, duramente cuestionada por haber puesto a otra embrutecedora nacional (pero que gomas tiene), al nivel de Velez. Luego, hubo un post (se dice así?) en el que lo matás a Sandro, que para mi es un gran embrutecedor de este país, pero lo matás mal, con la soberbia de conocer más que el de nuevas tecnologías, pero nunca podrías crear un clima como el lo logra, en dos notas y una mirada a la platea. Lo que estoy diciendo, Leandro, es que este blog sobre medios y etcéteras, se convirtió en un estadio que sólo tiene tribuna local y que sería bueno recupere su “amateurismo”. Estoy seguro que habrás picado en punta para cuando los blogs sean importantes en la sociedad, para vender ropa, autos. Ojalá ganes el premio y seguiré mirando tu blog, pero desconfiando del producto que se exhibe. Pero para buscar información sobre periodismo, que es lo que me interesa, me mudo. Lo último bueno que vi acá fue cómo quedó mal parada Vivian Urfeig de Clarín con el reciclaje anual de una nota sobre hoteles boutique. Fue hace mucho tiempo. Antes de las remeras y los premios.

Dijo Fernando Lopret: Odio ponerme en defensor de alguien que no conozco pero no coincido con pablo en absoluto (solo en lo de Ritó). Hace tres post, zanoni puso quien era el abogado que se casó con la ritó y ningún medio lo hizo (o pocos y yo ni los vi). la mayoría de sus post son infinitamente superiores al resto de lo qu se ve en la “blogosfera”, como así la llaman. También creo que cada uno hace con su blog un pito. que tiene que sea una vidriera? Qué medio no lo es? no entiendo a los que critican este todo el día. ¿a qué vienen? armaron su blog? es mejor que estE? les pagan por entrar acá? no me cierra che… Yo también puedo criticar a todos y cada uno de los blog, y pero que gano? entro hace meses acá y siempre vuelvo, cada día. Supongo que eso debe ser un mérito del autor. Me genera eso, de querer ver que hay nuevo, qué puso sobre que tema, etc. Cuantos logran eso en mi? apenas 3 o 4. yo creo que en fondo hay una gran envidia. Nadie lo aceptará, pero se mueren por tener un blog con tantas visitas y con tanta repercusi´n en la prensa. pero tamibén pienso que hay personas que no hacen nada de su vida. cuanto tiempo tienen por día para estar todo el día mandando coments quejosos para el autor de eblog? Vamos ¿no se sienten un poco mediocres?

Dijo Nicolás Flores: Siendo lector del blog, me llama la atención cómo lectores descontentos con el contenido, siguen leyendo. Si un programa de TV no me gusta, no lo veo, no espero a que mejore. Lo mismo con un sitio web. Si la ideología o puntos de vista mostrados de un peridista no me gustan, no lo leo, aunque el tema que desarrolle sea de mi interés. Entonces, ¿por qué tantos lectores que siguen leyendo? ¿por qué siguen viendo a Tinelli? ¿por qué no pueden separar contenidos? ¿por qué no pueden crear el propio?

Dijo Gabriel en Nación Apache (otro de los ternados): Las propuestas de Nación Apache y Eblog dejan claro que el soporte es lo de menos. Eblog es un compendio de frivolidades mal escritas utilizadas en su gran mayoría como pedidos o devoluciones de favores. Periodismo moderno. Están listos; pierden seguro.

Dijo Alberto Redo: Es llamativo que en un post “blogs sobre medios y periodismo” no se hable de eblog, tal vez el mejor de todos escrito por leandro zanoni. Luego los tres destacados son blogs anonimos, algunos con información, otros con críticas, otros con prolijidad, pero ninguno mejor que el de zanoni. Después se dice “A la hora de citar algunos buenos ejemplos de periodismo en Internet, aparecen sitios como Periodismo.com, Diario sobre diarios, y Los Trabajos Prácticos.” Perfecto, pero ninguno de esos son blogs. Son sitios de internet. ¿El post no era sobre la blogosfera argentina? Luego a la hora de nombrar “flojos” sitios en internet, dos de los anónimos le pegan al blog de Gallo. ¿Se puede comparar un blog con sitios profesionales como periodismo.com o diarios sobre diarios? Gallo es pedante y promocionador de la revista noticias en su blog, pero junto con eblog y dos o tres más son los más visitados y comentados, El otro Gallo, el de Mirá, ¿no ha escrito grandes posts sobre periodismo e internet? Por qué no lo nombran?. Este post se deberia haber llamado en vez “estado de la blogosfera argentina” “estado del resentimiento en la blogosfera argentina”.

……………

Llama la atención no sólo el empeño de los que lo repudian, sino también el fanatismo de sus defensores. ¡Si hasta acabamos de dedicarle un post en este blog! Señores: la web ha parido un nuevo mediático.

Vol. 4: Nombre: Salsa, Apellido: Jazz (I)

salsajazz.jpg

Cuarta recopilación preparada especialmente por este blog. En este caso es el cruce de la salsa y el jazz en sus diferentes variantes y estilos. Está divida en dos partes de diez temas cada una. Esta es la primera, que dura poco más de 52 minutos:

_start(‘nsaj1’)

Anteriores:
Vol. 3: Calamaro Viejo y Peludo!
Vol. 2: Fabulosos 4 – Versiones (II)
Vol. 2: Fabulosos 4 – Versiones (I)
Vol. 1: Yemas de los dedos

Los virus buenos

viral.jpg

Las empresas están tratando de entender a los blogs y de sumarse al fenómeno. Pero, como bien sabe todo aquel que haya escrito un post alguna vez, no es fácil competir por el tiempo de los lectores con 55 millones de rivales.

Eric Kintz, vicepresidente de marketing global de Hewlett-Packard, de quien ya hablamos en este blog, se pregunta cómo se mueve una cadena viral, es decir, cómo, a partir del post en un blog desconocido, la blogósfera puede hacerse eco y exponerlo ante sus visitantes.

La respuesta la encuentra analizando los 150 links que tuvo un post suyo: Why blog post frequency does not matter anymore. ¿Qué fue lo distintivo que hizo que ese post se hiciera viral? Para Kintz son cinco factores:

1. Lo ganchero del mensaje: una obviedad, pero tal vez el elemento más importante para que algo se transmita de boca en boca. En este caso el contenido era útil para los bloguers, especialmente para nuevos bloguers y para bloguers corporativos. Los movía a la acción. Tenía un costado provocador que hizo reaccionar a los bloguers más experimentados. Y estaba envuelto en una presentación que funciona bien en la blogósfera: el top ten.

2. El poder de los bloguers influyentes: Kintz cita a David Amano y sus niveles de influencia en la blogósfera:

ondas.gif

Es crítico ser enlazado por un bloguer de nivel 1 (que sea linkeado por 1000 o más sitios/blogs). El post de Kintz fue rescatado tres veces por blogs de nivel 1, que permitieron una menor (pero más focalizada y numerosa) oleada de blogs de niveles menores.3. Microcomunidades: a su vez, el explosivo crecimiento de la blogósfera produce microcomunidades que operan alrededor de temas especializados y que presentan estructuras equivalentes a las del punto anterior. El post estudiado se movió bien entre los bloguers cristianos de EE.UU. y en la microcomunidad de blogs políticos de Washington, pero fracasó entre los blogs de la industria del entretenimiento.

4. Traducción: los blogs en inglés representan apenas el 30% de la blogósfera, por lo que una traducción a otros idiomas ayuda a expandir el efecto viral. En este caso se expandió muy bien en latinoamérica a raíz de mi versión ¡Hoy publiqué 50 posts! (transformado en viral gracias a Barrapunto) y en China. Blogs de Holanda y Alemania se limitaron a comentarlo y enlazarlo, pero sin traducirlo y no consiguieron el mismo efecto viral.

5. Medios tradicionales: el 99% de los lectores potenciales sigue dependiendo de los medios mainstream (digitales o «de átomos») para informarse. Estos pueden ser poderosos aceleradores y amplificadores, aunque en este caso generaron caudal de visitantes más que links.

En los comentarios surgió un sexto elemento, para mí fundamental, como ya dije en otro post: la credibilidad de la fuente. Kintz no sólo no habla desde el anonimato, sino que publica como ejecutivo en el blog corporativo de una marca global.

El mejor modo de verificar esta teoría es reproduciéndola. Este post ¿logrará repetir el efecto viral del mismo modo que lo hizo el anterior?

Blogonovelas, shmogonovelas

Cuando Internet ya acumula dos generaciones, a todo hype le corresponde su antecedente 1.0. Las blogonovelas, de las que habló Clarín este domingo -y de las que seguramente oiremos en los próximos días a propósito del lanzamiento del libro de Hernán Casciari-, tampoco son tan novedosas como se las quiere presentar. Esta nota de Ámbito Financiero, por ejemplo, salió antes que la de Clarín…

averambi.gif

10 años antes, para ser precisos.

Allí dice su autor M.Z. (Marcelo Zapata):

Jorge Bernárdez y Diego Rottman trabajaron durante dos años en la creación de una «historia novelada» de la revista «Satiricón» [..] Pero la peculiaridad de este libro, al que bautizaron «El círculo hermético» no reside únicamente en haber desempolvado a «Satiricón» del olvido; ni siquiera en el género híbrido con el que decidieron encarar el trabajo («una novela con protagonistas y hechos reales, no una investigación periodística más»), sino además en la forma en que están dándolo a conocer: capítulo a capítulo, semana tras semana, en Internet.

En «La historia de Satiricón como folletín de Internet», firmada por Marcelo Fernández Bittar para El Cronista el 6 de mayo del ’97 se la reconoce como la primera novela argentina publicada en Internet:

Primero titulado «El círculo hermético» y luego (por pedido de Blotta) «Vida de Averchenko», el libro se puede leer gratuitamente accediendo con una computadora y módem a la dirección electrónica
http://www.geocities.com/SoHo/Lofts/4142/ . Es el primer trabajo argentino de estas características y la investigación incluyó diálogos con más de treinta protagonistas, rompiendo así esa suerte de «círculo hermético» de complicidad y secreto que rodeaba los acontecimientos.

Y Franco Varise, el 14 de mayo de 1997, escribe en «La Nación»

Este proyecto, que más de una vez amenazó con naufragar, hoy recibe a cientos de tripulantes de la red seducidos por el humor político-social cáustico y absurdo que caracterizó a aquellas publicaciones.

La nota de Ámbito del 25/4/97 rescata la participación de los visitantes

Rottman añade que «el sistema también tiene otras virtudes, y es la posibilidad de conocer la opinión de nuestros lectores, quienes además de leer la obra pueden dejar de manera pública o confidencial su opinión, y recibir correspondencia electrónica. Un lector de España, por ejemplo, nos pidió el otro día que le aclaráramos algunos detalles, ciertos matices del libro que sólo un lector argentino puede entender».

Novela, publicada primero en Internet y luego transformada en libro, con periodicidad semanal y con comentarios de los lectores… ¿no es una blogonovela?

Así que ya saben editores de Ñ, Radar y otras publicaciones culturales afectas a los aniversarios: en marzo del año que viene, sea lo que fuere «Vida de Averchenko», cumple diez años.

Y no esperen que curre con los posts de este blog en un libro. Mex Urtizberea ya me ganó de mano.