Top 3 clichés de musicalizador

Primero con Lalo Mir y después con Mario Pergolini, primero en radio y luego en tv, desde los últimos ’80 la música incidental comenzó a invadir los programas de no ficción.

Lalo rescató los efectos de sonido de las radionovelas y los incrustó entre sus palabras y las del resto del equipo de Radio Bangkok. Pergolini mejoró el recurso y agregó temas musicales ad-hoc de fondo.

Lamentablemente, lo que era innovador y divertido invadió todos los programas y terminó asqueando.

Dentro de esa tendencia, creo no equivocarme si digo que los tres temas más gastados son los que presento más abajo.

Para saber cuáles son, brindo una pista sobre sus usos. Traten de adivinar. La respuesta se conoce haciendo click en el botón de Play de cada uno. Son bienvenidas las propuestas de temas que me haya olvidado.

Puesto número 3: úsese para peleas, enfrentamientos, polémicas, declaraciones fuertes.

[audio:rocky.mp3]

Puesto número 2: úsese para personajes extravagantes, frases delirantes, apologías de la droga y cualquier conversación que mencione a un porro.

[audio:marly.mp3]

Puesto número 1: úsese para strip-teases parciales o totales y todo tipo de situaciones hot.

[audio:9ymedia.mp3]

¿Adivinaron? En caso afirmativo, ya pueden musicalizar programas «divertidos» de radio y tv.

Vol. 2: Fabulosos 4 – Versiones (I)

Les presento una selección de buenos covers de los Beatles. Y hay para elegir: es gigantesco el número de artistas con versiones propias de temas de los Beatles.

Traté de no elegir las versiones más conocidas, o aquellas que son casi un calco de la original. También omití a Rita Lee, porque después del horror de los clones Bossa n’ Stones, Bossa n’ Marley y engendros similares, sufrió una devaluación involuntaria. Por otra parte traté de incluir algunos artistas argentinos («¡Argentina! ¡Argentina!»), generalmente ausentes de otras recopilaciones, y de no repetir canciones.

Está dividido en dos partes de diez temas cada una. A continuación, la primera parte. ¡Que la disfruten!

_start(‘f41’)

Un (pequeño) triunfo bloguer

Como se reseñaba aquí, a raíz de las multas a particulares por compartir música en Internet promovidas por CAPIF,
los bloguers propusieron una Bomba Google que identificara a CAPIF con la palabra delincuentes.

La campaña funcionó:

Capif Delincuentes

Ahora, cada vez que alguien busque la palabra delincuentes, Google mostrará el sitio de la Cámara Argentina de Productores de la Industria Fonográfica al tope de los resultados.

Blogversación: CAPIF contra los piratas

A propósito de:

Clarín: Multas de hasta 15 mil pesos por compartir música en Internet

La Nación: Aplican multas por compartir música en Internet

Infobae: Argentinos deben pagar fuertes multas por bajar música ilegal de Internet

Los blogs opinan:

Diario de un viaje a Misiones: Los diarios argentinos cerraron filas contra el cáncer de la piratería. Las discográficas tratan como criminales a sus mismos clientes, que por otra parte, y como demuestran las encuestas, les siguen comprando sus discos. Entonces, sería hora de que hablen los «artistas», ya que sus «obras» le pagan los sueldos a los abogados de CAPIF. Y no estaría mal que fuera algo sensato, no como Metallica: ¿millonarios que lloran? Qué gracioso.

Señales de Humo:

  • Clarín menciona como fuente un comunicado de CAPIF y remite al sitio de la cámara, sin embargo, ningún comunicado de ese sitio contiene la información de la nota.
  • No hay ninguna referencia concreta respecto de los infractores, no hay nombres y apellidos ni datos de empresas, pero tampoco cuántos han sido los multados, dónde han sido localizados (Capital Federal, interior del país, ciudades importantes, etc.), cómo los han identificado, etc. etc.
  • Tampoco se señala cuál ha sido la autoridad que ha aplicado la multa: si instancias administrativas o judiciales, del orden local, provincial o nacional, etc.
  • Mucho menos se indica en base a qué normativa se han aplicado las multas correspondientes, qué ley, resolución, ordenanza o reglamento prescribe una sanción y de esas dimensiones.

Vida Vacía: Un caso interesante es el diario Infobae. El mismo grupo empresario, que es manejado por Daniel Hadad, posee el portal 10Musica, de descarga de música. Obviamente, fueron los que más espacio dedicaron al tema.

Zona Indie: Incluso en el noticiero de medianoche de canal 9 (tambíen del mismo grupo) trataron a esta información como la más importante del día. De nuevo, se habla de multas en el título, pero esto no es lo peor, ya que el copete empieza con la frase “La Justicia condenó a usuarios“, algo totalmente falso ya que no hubo juicio. En el copete también se da el dato de que uno de los afectados tuvo que vender su auto para poder pagar la sanción. La nota de Infobae repite la misma falsedad en su primer párrafo del cuerpo principal: “La Justicia argentina empezó a tomar medidas en contra de las personas que se dedican a intercambiar música a través de Internet“. De nuevo, no fue la Justicia la que tomó medidas, sino que se trató de un acuerdo entre las partes involucradas. Más adelante repite el monto de las sanciones y menciona el rango de edad de los afectados. Luego se lee lo siguiente: “Son los primeros casos en el país y se iniciarán nuevas acciones, de acuerdo a lo informado por la CAPIF, organización que defiende los derechos de artistas“. Otra falsedad, ya que CAPIF es la Cámara Argentina de Productores de Fonogramas y Videogramas, y su objetivo es “Representar a la industria argentina de la música“, tal y como se lee en la página de dicha organización. Por lo tanto, defiende los intereses de las discográficas a las que nuclea, no los de los artistas. Llegado a este punto de la noticia, no dan más ganas de leer, ya que no se puede confiar mucho en un medio de comunicación que es parte interesada en el asunto.

Denken Über: hay que remarcar algunas cosas:

1- NO hubo sentencia Judicial ya que todo se arregló por vía extrajudicial; personalmente no hubiese arreglado, ya que según la ley debería haberse demostrado el “afán de lucro” pero entiendo que una familia (la edad promedio de los acusados es de 20 años) no quiere meterse en contra de una corporación como la CAPIF apoyada por medios como Infobae.

2- NO son piratas Lo interesante del juicio no es que se los perseguía por haber bajado música de internet, no es que “piratean”, sino la posesión de música en sus discos rígidos sin la licencia necesaria y, al mismo tiempo, tener instalado un programa P2P (en este caso se persiguió a kazaa y a BearShare). ¿Y si quise tener un backup de mis CD’s? Es solo una idea rápida, pero ¿no podría ser cierto?

Y, repito, no son multas porque no fueron generadas en un estrado judicial, sino en un arreglo extrajudicial.

3- Esto es una campaña de miedo y dejando de lado que la gente de CAPIF ya amenaza con “mas juicios”, la actitud de Infobae.com demuestra porque la confianza en los medios cae en picada.

Fabio: yo insisto en el Bleff de todo esto

1.- nunca se han dado precisiones de las causas abiertas
2.- nunca ninguno de estos “Power users” esparció su problema por la red, a ver, un tipo que es un massive downloader tiene presencia en la web aunque sea en un puto foro, ¿por que nadie se enteró de los “culpables” nunca?
3.- la única vez que “parecía” había uno comentando en mi weblog, dejó dos comments y nunca más, yo le ofrecí mi ayuda en TODO, principalmente en dar a conocer la maniobra ilegal de CAPIF

¿por qué ilegal? la única forma de obtener información sobre un cliente de un ISP, en Argentina, es mediante un JUICIO, no mediante una carta documento o una demanda, el juzgado DEBE exigir esa información.

Pero para que CAPIF pudiese averiguar QUE IP está compartiendo QUE material, es necesario llevar a la práctica actos ilegales, snifeo, etc. Que si tienen antecedentes en nuestra justicia.

¿quienes pagaron esa multa? desde ya que yo voy a juicio por algo así y pienso hacer mediático y público el problema, principalmente en el ambiente web.

Yo no creo en estos juicios, las noticias son vagas, Clarín, La Nación e Infobae dan el mismo parte de prensa… emitido por CAPIF!! y es sólo propaganda mete-miedo! nada más! de los juicios o arreglos extra-judiciales no se sabe nada.

Cabe aclarar que en Argentina si hay una demanda esta no se desestima por un arreglo si hubo un principio de delito, el juzgado debe investigar de oficio, así que no debería “solucionarse” con el mero pago de una puta multa, ¿quien estipula las “multas”? ¿CAPIF? no es una organización que esté facultada para cobrar pagos en honor a ningún derecho de autor, no está autorizada como ente recaudador por el estado!!!!!

¿donde están estos juicios? ¿existen? quiero pruebas…

Australia no aparece: Se nombró (como si fuera de carácter obligatorio) las grandes desventajas que trae consigo la piratería, entre ellas la más destacada: las pocas ventas del sector y el supuesto daño que eso le hace al ‘artista’. Veamos.

Éste último motivo se ha convertido en el estandarte de Capif y toda la mersa, pero hay algo que me dejó pensando: aún luego de restarle los índices inflacionarios correspondientes al primer cuatrimestre del año (le resté un 5%, pero sé que fue una exageración de todas formas), facturaron más de 90 millones de pesos, vendiendo casi 5 millones de CDs, Cassettes, etc.; un 8% más que en el mismo período del año anterior. [fuente: Mercado Total Acumulado, informe de la misma Capif]

Entonces, queridos representantes de la industria discográfica ¿Donde hace mella que los argentinos se bajen 421 millones de canciones al año [Segunda gacetilla con fecha 15.11.05]? Si sus números no mienten, ¿Dónde está el problema, si inclusive Uds facturan más que años anteriores? ¿No será lo que tanto demonizan como una trampolín para que suciedades de gestión como Uds facturen cifras irrisorias en un país que tiene al 45% de su población en la pobreza?

Y ya que estamos tan preguntones ¿De qué lugar extraen las cifras que señalan 421 millones de canciones bajadas, para hacer un total de 31 millones de discos, comparados con los 14 millones de discos «legales» que se venden por año en la Argentina? ¿O qué? ¿Los dueños(?) de los p2p les cedieron gentilmente las cantidades de downloads correspondientes a este sector del continente? Como consumidor acusado sin pruebas o como un simple ‘usuario’ de sus ‘servicios’ quiero fuentes, gente. Fuentes confiables que reflejen la realidad.

Ashberry: Me puse una vez en el caso de que me enjuiciaran a mí por todo lo que me bajé. Ellos, supuestamente, me demandarían una indemnización, calculada de la misma manera que ellos calculan sus «pérdidas» por la bajada de música.

Pero a nadie se le ocurrió que la enorme diferencia de costos entre el disco comprado y el disco bajado hace que todo eso sea un disparate. Digo, si un disco vale $30 pesos, y yo me lo bajo, CAPIF va a decir que la industria «perdió» $30.

Muchachos, yo no soy contador, pero creo que en esos 30 hay muchas cosas que no son de la discográfica. Y aun así, yo JAMAS habría pagado esos $30 pesos. O no habría bajado tantos discos. O sea que la pérdida nunca la pueden contar así: multiplicando la cantidad de downloads por el precio minorista. Es ridículo e insulta mi inteligencia.

Más aun, mi defensa en juicio (entre otras) es la falta de legitimaciòn que tendrían para reclamarme un resarcimiento: si yo me bajé el disco de Art Brut, en CAPIF no hay nadie que represente al sello de ellos para cobrarlo. Estarían cobrándose plata ajena, en todo caso. Y como el 85% de lo que he bajado es indie no editado aquí, tendrían un caso difícil.

Los Bits: ¿No les parece empezar un nuevo Google Bombing? A mi sí. Delincuentes. Ya he puesto un enlace en meneame para que se colabore con la identificación de los delincuentes.

Vol. 1: «Yemas de los dedos»

En 1992, el grupo They Might Be Giants lanzó su trabajo «Apollo 18«. En ese álbum el tema «Fingertips» eran 21 pequeños fragmentos o propuestas de canciones. Éste es el tema:

[audio:http://www.simplenet.com.ar/mp/fingertips.mp3]

Ahora, catorce años más tarde, el grupo They Might Be Gannets recogió el guante y desarrolló una canción para cada fragmento. El disco se puede bajar gratis desde aquí, comprar aquí o escuchar a continuación:

[xspf]_start(‘Fingertips’)[/xspf]

Tres letristas de tango

letristas.gif

Termino esta trilogía casual recomendado un sitio que reseña a los tres letristas más influyentes de la historia del tango: Enrique Cadícamo, Enrique Santos Discépolo y Homero Manzi.

El modo de mostrar la información es un ejemplo de periodismo digital con buenas intenciones. Cada uno tiene una sección propia, muy cuidada desde lo estético, con tres (no podía ser de otro modo) letras y una melodía de fondo. Además hay un cuerpo común donde se detallan brevemente las características de la obra de cada uno.

Algunas pequeñas críticas: no hay un botón para silenciar la música, al principio cuesta encontrarle la vuelta a la navegación, y al desplegar el botón de info deberían aparecer los datos del músico que se está navegando en ese momento.

El sitio fue desarrollado por Ernesto Lavandera y fue finalista de la Flashforward Conference.

Link: Dedededo