Estoy en Twitter. Seguime.

Categoría 'tv'


¿Seinfeld plagia a un programa argentino?


El regreso del gran Jerry Seinfeld será el 19 de julio con “Comedians in cars getting coffee”. El avance permite deducir que es precisamente lo que dice el título: comediantes en un auto yendo a tomar un café:

Por supuesto que esperamos con impaciencia las charlas de Jerry con Larry David, Michael Richards, Ricky Gervais, Paul Reiser, Alec Baldwin y Colin Quinn. Pero este trailer tiene reminiscencias de “Trip”, un programa de Cuatro Cabezas, cuando Pergolini todavía era socio de Guebel:

El ciclo se emitió entre 1999 y 2002 por Telefé y es exactamente igual que lo que anuncia Seinfeld. La duda es si habrán pagado los derechos o es, simplemente un plagio.

Para los que se quedaron con más ganas de más “Trip” acá está el resto del programa en el que Pergolini y Guinzburg compartieron un viaje:


2 acotaron 6 de julio de 2012 por Diego Rottman


Las 5 Ws del regreso de Lanata

¿Quién?

Cada vez que se hace una encuesta seria sobre quién es el periodista más conocido o creíble en Argentina, invariablemente Jorge Lanata encabeza los listados. Aparte, su figura interesa: cuando le hacen un reportaje, los medios online logran que esas notas figuren entre las más leídas y su regreso a la radio y a la tele, demuestran que también tiene rating.

En medio de la polarización política argentina, que se traslada en el periodismo a la dialéctica periodismo militante-periodismo independiente (en términos acuñados por cada uno de los bandos), Lanata decidió ubicarse en la vereda del periodismo independiente, lo que se traduce en una implacable crítica al kirchnerismo, similar a la que hacía en los ’90 con el menemismo. A diferencia de sus discípulos Ernesto Tenembaum y Marcelo Zlotogwiazda, que eligen ser menos tajantes. Esta postura le valió el repudio de muchos de sus otrora seguidores, ahora simpatizantes del gobierno o militantes oficialistas.

¿Dónde?

Entre sus declaraciones recurrentes está la que afirma que, pese a que lo echaron y se fue de varios lados, él nunca se va a morir de hambre. Dice “siempre puedo generar un programa en una radio trucha y tener audiencia”. Sus últimos años en el cable parece confirmar esta teoría. Entonces, ¿por qué tenía que volver a la tv abierta? y ¿por qué en Canal 13?

Esta es la explicación que le dio a Clarín, parte del grupo que ahora lo contrata:

El otro día, un pibe me dice ‘¿Por qué laburás en el Grupo Clarín? Yo te seguí toda la vida, vos lo criticaste mucho y ahora estás acá’ . Y yo le dije ‘Depende de cómo uno lo vea. Te voy a decir cómo lo veo yo. Competí muchos años con Clarín . Es más, tuve grandes quilombos con Clarín.

No nos vendían papel… Yo critiqué lo de Papel Prensa y lo sigo criticando hoy. Pero en el caso de Papel Prensa es mucho mejor que sea privado a que sea estatal. Porque si el Estado reparte el papel como reparte la publicidad estamos perdidos… Le van a dar 10 páginas a La Nación y 4 mil a Tiempo argentino . Y con respecto al tema del monopolio, no estoy de acuerdo con que existan los monopolios. Ahora vos miralo desde mi lado: me pasé la vida tratando de que la prensa tradicional levantara nuestras notas. Antes tirábamos a la mitad del gabinete de (Carlos) Menem y nadie ponía una puta línea. Ahora yo estornudo y salgo en La Nación y tengo 40 mil clickeos (en Internet) . ¿Quién ganó? No sé, pero, por distintos motivos, en este momento tenemos coincidencia de intereses. Lo que me parece que tenés que preguntar es si hago un programa distinto hoy al que hubiera hecho hace 10 años. Y la respuesta es no.

Yo no lo vivo como que gané, ni como que perdí. Creo que la situación cambió y sé que voy a hacer acá el mismo programa que haría hoy en América. En realidad, mejor, porque tengo más producción. ¿Qué voy a decir? ¿Que no? Ni en pedo. ¿Por qué no voy a querer laburar en el segundo o primer canal del país? Sería un idiota.

Más llamativo es el caso del Grupo Clarín. Mientras dirigía Telefé, Gustavo Yankelevich se quejaba de que los únicos espacios sobre los que no tenía poder eran el noticiero y “Tiempo Nuevo”, de Neustadt. Ahora su hijo acaba de deshacerse de CQC, lo único más o menos político que quedaba en la emisora. Distinto es el Canal 13 del Grupo Clarín que siempre derivó a TN sus envíos políticos, primero solo con “A dos voces”, con Majul-Bonelli y luego sumando otras propuestas.

Hasta hace poco Lanata era invisible para las propiedades de Clarín. Desde hace unos meses tiene programa propio en tv abierta y radio y hace apariciones estelares en Clarín, TN, Telenoche y hasta Soñando por Bailar.

Por eso, la pregunta no es solo “¿Por qué Jorge Lanata estuvo nueve años sin presencia en la tv abierta?” sino, sobre todo, “¿Por qué Lanata vuelve justo ahora a la tv abierta y de la mano del grupo Clarín?”

¿Por qué?

Lo que ahora aparece como diferencias sutiles o, en términos que usó en otra oportunidad, “estar del lado del más débil” fue, a fines de los ’90, la causa de su salida de Página/12, diario que fundó y que abandonó cuando Clarín lo terminó comprando. Eso no es un rumor o me lo contaron, nos lo dijo él a Jorge Bernárdez y a mí cuando preparábamos su biografía para el libro “La rebeldía pop”.

Mientras dirigió Crítica, Lanata siguió denunciando las distintas políticas de Clarín, especialmente en relación con Papel Prensa. ¿Por qué, entonces, el cambio, dejar los canales de Turner y transferir su credibilidad a las propiedades del grupo de medios que criticó toda su vida? ¿Solo por dinero? No cierra.

“En este momento tenemos coincidencia de intereses”, dice Lanata en la nota de Clarín, sin que el periodista le repregunte en qué consistirían esas coicidencias. Pero igual, un 1% del sic de Lanata citando antes hubiera sido impensable que apareciera en Clarín hace apenas un par de años. Clarín y sus medios tuvieron que cambiar, a la fuerza de la guerra con el gobierno y, en mucha menor medida, del embate de los medios oficialistas de mayor llegada, como 678.

¿Cuándo?

Es que las verdaderas consecuencias de esta guerra se empezaron a ver recién en el último trimestre de 2011 cuando las acciones del Grupo Clarín SA, de buen rendimiento, se derrumbaron. Las ventas de su buque insignia, el diario, vienen cayendo desde hace seis años. El 13, sin Tinelli, perdió ante Telefé su breve liderazgo. Y Cablevisión, el corazón de su facturación, sigue en batalla judicial. Es decir, peleas con el Gobierno, pueden soportarse, pero no me toquen el bolsillo.

Me queda la sensación de que el Grupo Clarín necesita más de Lanata que Lanata del Grupo Clarín.

¿Qué?

Estos antecedentes no pueden obviarse para un análisis completo de lo que se vio en el primer programa de “Periodismo Para Todos” (PPT). Pero falta un elemento más. ¿Qué es hoy un programa político para la tv abierta? No es un programa como los que se ven en cable seguro, no puede ocuparse solamente de la política, tiene que apelar al impacto y al show a costa de simplificar algunos datos, tiene que tener ritmo, no puede ser solemne o formal, debe ser visual. Pero por sobre todo, debe tener rating y facturación.

¿Cómo?

Cuando analizamos el primer mes de Crítica, partimos de su afiche promocional. Vale la pena recordarlo:

El diario de Lanata se presentaba como la síntesis del resto de los diarios. Tal vez abrumado por la responsabilidad y con poca confianza en el género de periodismo político en tv abierta que lo hizo famoso, decidió que su programa sea la síntesis de todos sus programas previos. Y, de paso, sumó algunos más.

PPT (una sigla ya de por sí reciclada) es un collage de: Dia D, La Luna, sus monólogos del Maipo, sus documentales, CQC, La Cornisa, 678, Tato Bores, Michael Moore y, con el estúpido sketch con el imitador de Boudou, del viejo Showmatch.

En una nota algo envidiosa, ya Majul se ve venir esta falta de confianza y detecta elementos de su factoría, como las entrevistas a estrellas del espectáculo o los temas sociales.

Lanata parece decir: “sé que la política es aburrida y difícil de entender, yo se las voy a simplificar los máximo posible, por favor, no me cambien de canal que yo les hago el zapping acá adentro, les doy todos los programas en uno para que pasen una amena noche de domingo”.

Si no es por esta falta de confianza en el género, no se entiende cómo es posible que esperara media hora para una introducción al Boudugate (introducción más radiofónica que televisiva, un pecado impensable en Lanata) y ¡42 minutos! tardó antes de dar a conocer la interesante nota con Piluso Schneider, el supuesto titular de The Old Fund.

Es lícito el planteo de “voy a ser Tato Bores, pero con información”. Página/12 era información con titulares divertidos. En PPT la información fue por un lado y el humor por el otro. Y si algo siempre supo Tato Bores es saber que los guionistas son fundamentales para hacer humor político. Acá el humor fue entre fallido y patético.

Tampoco fue feliz la entrevista con Pergolini, que buscó condensar a la fuerza en pocos minutos un clima que Lanata lograba generar en una hora de charla, tanto en La Luna como en La Hora 25.

¿Y que decir del espacio de archivo, donde se mostró a un Víctor Hugo crítico del gobierno? ¿Que Lanata se la pasó criticando a 678 para terminar haciendo lo mismo y peor? ¿O que también se lo puede mostrar a Lanata en segmentos de archivo criticando al grupo Clarín?

No. Aunque busque rodearse de recetas exitosas, el éxito de Lanata está en su propuesta de siempre, el periodismo político de show: las denuncias de corrupción. Es lo que sus seguidores esperan de él. Y el Boudugate le cae como anillo al dedo. Muchos dicen que “el denuncismo” está pasado de moda. El rating que tuvo Lanata en su primer programa lo desmiente. Pero encontrar un Watergate por semana tiene dos riesgos:

1) hay que encontrarlo y
2) que la gente se termine aburriendo y haga zapping con Francella que, al menos por ahora, sigue siendo más gracioso que Lanata.


Alguien acotó 16 de abril de 2012 por Diego Rottman


La carrera de Jorge Lanata resumida en dos fotos

Su carrera empieza acá:

Jorge Lanata con Eduardo Aliverti en “Sin Anestesia”, en la Radio Belgrano de Daniel Divinsky

Y termina acá:

Jorge Lanata con el fan de Wanda Nara en “La cocina del show”, en el Canal 13 del Grupo Clarín

gracias a @juanpmansilla


7 acotaron 19 de marzo de 2012 por Diego Rottman


“Familia Moderna”, el regreso de la sitcom argentina

Cada vez Telefé pasa “Casado con hijos”, la versión local de “Married with children”, arrasa en el rating. Actualmente va seis de los siete días de la semana y siempre supera los diez puntos. Todos los domingos encabeza el listado de lo más visto del día. ¡Y es un programa de 2005!

Posibles interpretaciones del éxito: un programa con un humor menos yanqui que el resto de las sitcoms, con historias parecidas a los sketches de Olmedo donde una situación se repite una y otra vez, chistes para chicos y chistes para grandes, una lúcida adaptación de los guiones y, sobre todo, un casting brillante: dos grandes morcilleadores como Florencia Peña y Francella que se ajustaron rigurosamente al libro y personajes secundarios igual de bien elegidos.

(Por eso inquieta ver que el In Treatment que prepara Canal 7 haya elegido como Paul, el psicólogo protagonista, a Diego Peretti que, ya desde el “physique du rol” nada tiene que ver con el papel que interpretaba Gabriel Byrne. Julieta Cardinali como Laura y Norma Aleandro como Gina, en cambio, están bien pensados.)

En tren de importar sitcoms, hubo gran algún otro éxito (The Nanny), algún fracaso (Hechizada) y algún delirio afortunadamente nunca concretado. Desde 2009 triunfa en EE.UU. en premios y audiencia Modern Family, una de las mejores sitcoms de los últimos años. Si llegara a pasar por la cabeza de algún ejecutivo de Telefé importarla, desde acá contribuimos, como lo hicimos en otra ocasión, con una propuesta de casting:

Jay

Para el personaje de Ed O’Neil se cae de maduro Francella: si con Pepe Argentio hizo el equivalente argentino de Al Bundy, interpretado por O’Neill ¿por qué no volver a representarlo acá? El principal problema es la edad, habría que avejentarlo como en “Los reyes de la risa”: O’Neill es de 1946 y Francella de 1955. En su lugar podría estar Rodolfo Ranni, que es del ‘37 pero parece más joven que O’Neill.

Gloria

El rol que hace Sofía Vegara le cae perfecto a Catherine Fulop. Los chistes de la subdesarrollada Colombia desde la óptica norteamericana podrían reemplazarse por chascarrillos de la Venezuela de Chávez.

Claire

Linda, comediante y un poco bitchy, Andrea Campbell podría funcionar en el papel que en EE.UU. hace  Julie Bowen.

Phil

Acúsenme de obvio, pero para el papel del marido sometido y divertido de la Claire de Andrea Campbell, me surge su exmarido Pablo Novak.

Mitchell

El abogado gay, que interpreta Jesse Tyler Ferguson tiene un sustituto perfecto: Diego Reinhold.

Cameron

¿Qué importa que uno haya ganado el Emmy y el otro el Estrella de mar? Pichu Straneo es un buen candidato para la versión vernácula de Cam. Y si no acepta, pueden llamar a Sebastián de Caro.

Haley, Alex, Luke y Manny

A los chicos que los elijan en un casting. Yo ya laburé bastante…


3 acotaron 5 de marzo de 2012 por Diego Rottman


Desprolijo minibalance 2011

Libro: “God No!”, de Penn Jillette
Serie: The Hour
Película sobrevalorada: El Estudiante
Película subvalorada: Operación regalo
Spotify Playlist: Originals that are less Famous than the Cover Versions
Frase del año: “Conmigo no, Barone”
Blog lamentablemente cerrado: The J-Walk Blog
Fenómeno periodístico: La decadencia de “Barcelona”
Disco nacional: Se puede, de Varias Artistas
Mejor idea de producción de la tv argentina: El cuarto giratorio de Showmatch
Mejor extensión de Firefox: Who stole my pictures?
Libro para periodistas: “Steve Jobs”, de Walter Isaacson
Sitio web: Epubgratis.me
Mejor hashtag: #NegradasdeMercadoLibre
Hashtag más exitoso: #LiberenOrsai
Hashtag menos exitoso: #Liberenaloslibros

Desprolijo minibalance 2010


8 acotaron 14 de diciembre de 2011 por Diego Rottman


11 buenos programas de tv que nadie recuerda

La televisión argentina cumple seis décadas de vida. En las notas y los informes especiales por la fecha suele recordarse los programas emblemáticos, haciendo siempre hincapié en los más exitosos. La memoria televisiva se fue construyendo sobre un exceso y un defecto: el notable archivo de Canal 13, reproducido sin pausa desde hace años por Volver, y que terminó transformándose en sinónimo del pasado de la tv y, por otro lado, el pobre registro documental de Canal 7, que reciclaba las cintas y dejó al principal canal del Estado sin presencia histórica.

En estos 60 años por las grietas de lo banal se fueron colando experimentos, muchas veces alocados, otras adelantados a su tiempo que, por supuesto, fracasaron. Si la historia la escriben los que ganan… queda por escribirse la historia de 60 años de fracasos de la tv que valió la pena ver. Acá, una muestra de once:

El sexo opuesto
Olvidado programa escrito con guiones nada menos que de Oscar Viale. Eran dos historias con el sexo como eje, muy zafadas para la época. Iba por el 13.

El planeta de Berugo
El primer reality infantil de la historia. Berugo Carámbula quería hacer una revista con Andrea Tenuta y las notas las mandaban los chicos desde sus casas.

Misteriodismo
Cuando Raúl Portal se va de Semanario Insólito hace este programa en Canal 13, mucho más delirante y de menos actualidad que el que hacía con Castelo, Becerra y Hanglin.

La culpa fue de Gardel
Raúl Lavié en Canal 7 en una mezcla entre musical, ficción y documental que rastreaba con humor las raíces de la música argentina.

Rebelde sin pausa
El único programa de tv del Pettinatto rockero y que fue, a la vez, el debut de Polo en Canal 7.

Somos como somos, ¿o no somos?
Un fracaso de Hugo Moser que, a través de sketches entre costumbristas y políticos, exploraba la idiosincrasia argentina. Iba por el 13.

La capsula del tiempo
Documental de Julián Gallo por ATC. La serie, que retrata usos y costumbres de la época, es archivada en una cápsula enterrada en Usuahia y será abierta en 2492 como testimonio de la vida en los últimos años del siglo XX.

Colorín colorado
Ficción para jóvenes en el Canal 7 alfonsinista escrita por Claudio Ferrari y Oscar Ibarra.

Semananueve
Magazine de Gerardo Sofovich que iba de lunes a lunes y que fue, con el “furciómetro”, uno de los primeros hechos autorreferenciales del medio.

Ruggero
Ficción escrita por Aída Bortnik y protagonizada por Rodolfo Ranni en Canal 9. Era un periodista que investigaba y resolvía un oscuro caso pero que, en la última escena, termina acribillado por sus investigados.

El prisma de la vida
Televisión experimental de Roberto Cenderelli en ATC. Gran edición y temáticas nunca abordadas hasta entonces. Primer programa que puso al televisor como escenografía.

 

 


8 acotaron 17 de octubre de 2011 por Diego Rottman


¿Qué Pipo Mancera? ¿Marcelo Tinelli?

Murió Pipo Mancera y Twitter se llenó de elogios de gente que jamás lo había visto. Seguramente en el 2032 los obituarios de Tinelli recordarán la buena televisión que hacía el cabezón y su aporte a la cultura argentina. Por eso viene bien recordar que Pipo no era precisamente la BBC. Es cierto que, tamizado por la lógica que Goar Mestre le imponía al 13, en “Sábados Circulares” también había espacios de calidad, probablemente acordes a las expectativas de la sociedad argentina de esos días, como Showmatch se va ajustando a la teleplatea de cada momento. Recordemos que, hace unos añitos nada más, el primer “Bailando por un sueño” era, apenas, un concurso de baile. Ni que hablar del Marce que presentaba videos deportivos en la medianoche de Telefé. Por eso, treintañeros y cuarentones, léanse esta nota que Carlos Ulanovsky escribió en Satiricón en 1974 para tener una idea más exacta de las luces y las sombras de Pipo Mancera y sus Sábados Circulares:


Click en la imagen para amplarla

ACTUALIZADO 1: Tanto Libre como Muy definen hoy a Mancera como “El Tinelli de los ’60″.

ACTUALIZADO 2: Carlos Ulanovsky recuerda a Mancera en 2011 con otra mirada.


4 acotaron 29 de agosto de 2011 por Diego Rottman


TV Guía para abandonar el cable

Los que opinen que ningún medio mató a otro que me muestren su quinetoscopio. Aunque por ahora goce de buena salud, el cable deberá reconvertirse o morir. Muchos son los factores que contribuyen a su agonía:

- TV abierta en vivo online, muchas veces ofrecida por los mismos canales de cable.

- Canales internacionales de tv para ver online y gratis.

- Emergencia de la tv digital con canales de tv abierta y cable, pero gratuitos y con la misma calidad.

- Futbol para todos.

- Hay menos hogares con televisor

- La TV paga es uno de los primeros lugares donde la gente busca ahorrar

- La competencia de los nuevos medios: redes sociales y YouTube

- Llega Netflix a la región, con la posibilidad de ver cine y tv a la carta. Y Cuevana, en su versión ilegal.

- Ya no hay necesidad de atarse a una programación determinada y a horarios fijos como la que ofrece el cable.

- El cable defraudó muchas veces incumpliendo la programación o el horario que prometía.

- El cable prometía tv sin publicidad y ahora tiene la misma tanda que la tv abierta.

- El cable prometía tv subtitulada y ahora tiende al cine doblado.

- Las series se consiguen antes online que en el cable.

- Nuevos televisores con sintonizador de tv digital y entrada USB y HDMI para conectar directamente el pendrive o la computadora al televisor.

Por eso, para los que todavía no se animaron a suspender sus abonos del cable (admito que todavía estoy en ese grupo) ofrecezco una sintética guía con mi calificación personal de 94 series que vi desde 1990 en adelante (irse hasta Viendo a Biondi o Superagente 86 habría hecho una lista interminable). El puntaje se basa en el promedio de todas las temporadas de una serie: por ejemplo, el primer año de Desperate Housewives fue bueno, pero los otros fueron vomitivos. El orden es alfabético.

Desde ya descuento disensos y aclaro que muchas de las series muy populares (como Game of  Thrones) no figuran porque solo incluí aquellas que vi.

Excelente

The Wire

Los Soprano
Mad Men
Penn and Teller: Bullshit!
Seinfeld
The Awful Truth
The Wire

Muy buena

It’s Always Sunny in Philadelphia

Action!
Arrested Development
Breaking Bad
Coupling (UK)
Curb Your Enthusiasm
Entourage
Extras
Greg the Bunny
Grosse Pointe
House
It’s Always Sunny in Philadelphia
Justified
Max Headroom
Modern Family
Parker Lewis
Six feet under
The Critic
The Edge
The Office (UK)
Treme

Buena

Boardwalk Empire

24
30 Days
30 Rock
Boardwalk Empire
Damages
Dharma and Greg
Episodes
Everybody Hates Chris
Family Guy
Frasier
Friends
In Treatment
It’s Like, You Know…
Jeckyll
Just Shoot me
Los Simpson
Lost
Mad About You
Mildred Pierce
Reno 911
Rome
Sex and The City
Sledge Hammer
So noTORIous
Spin City
That ’80s Show
The Corner
The Office (US)
Two and a Half Men
Whose Line Is It Anyway?
Will and Grace

Regular

Desperate Housewives

American Dad!
Californication
Community
Courting Alex
CSI: Crime Scene Investigation
Desperate Housewives
Fringe
Heroes
My Name Is Earl
My Own Worst Enemy
Ned & Stacy
Numb3rs
Nurse Jackie
Party Down
Scrubs
That ’70s Show
The Naked Truth
The New Adventures Of Old Christine
‘Til Dead
True Blood
Weeds

Mala

Mr. Sunshine

3rd Rock from the Sun
Bob Patterson
Carpoolers
Dirty Sexy Money
King of Queens
Living with Fran
Monk
Mr. Sunshine
Psych
Stacked
Studio 60
The Ex List
The Michael Richards Show
The Mind of the Married Man
The Paul Reiser Show
United States of Tara


12 acotaron 12 de agosto de 2011 por Diego Rottman


El gran impostor de Twitter

Twitter esta plagado de fakes, personalidades falsas que se hacen pasar por verdaderas. En una categoría estan los fakes irónicos, delirantes, mordaces: no pretenden confundir a los lectores, sino burlarse de quienes imitan. Después están los que ocupan el nombre del famoso, pero no usan la cuenta (el falso Jorge Rial jamás tuiteó, pero tiene casi 7000 seguidores). Y por último, están aquellos que podríamos llamar “impostores”, se hacen pasar por el famoso imitando su estilo.

En este tercer grupo, el líder en Argentina es indiscutiblemente el usuario @victorhugo590. Las razones por las que recibiría el premio al mejor estafador son varias. Para empezar, consiguió tener 71.871 seguidores al momento de escribir esto, casi la misma cantidad que los 79.977 followers de @vh590, la verdadera cuenta de Víctor Hugo Morales.

Si se busca en Google la frase Victor Hugo Morales en Twitter, ¡aparece primero el fake y después el verdadero!

Otra razón es que cada vez que @vh590 dice cuál es su verdadera cuenta, @victorhugo590 responde con mensajes como este

Tuvo, incluso, una pelea con el verdadero Martín Caparrós de Twitter:

(¡retuiteado por 47 personas!)

Twitter / victorhugo590: @martin_caparros Vergüenza …

Pero lo más divertido es cuando los medios tradicionales, subidos a la moda de la notuitcia, toman por declaraciones del relator uruguayo, tuiteos de su imitador. Hace un tiempo cayeron, de un saque, Jorge Rial, Mirtha Legrand y Duro de Domar (a partir del minuto 2:46):

Y ahora acaba de caer la agencia Noticias Argentinas (click en la imagen para ampliar):

con este tuit, retuiteado por 19 incautos:

¿Qué está esperando el verdadero Víctor Hugo Morales para verificar su cuenta y denunciar a la falsa?¿O quiere que pensemos que el fake es él mismo tuiteando lo que no se anima a decir en la cuenta oficial?

ACTUALIZACIÓN: Juan Pablo Mansilla agrega dos casos más, uno de ellos aparecido en Clarín.


8 acotaron 3 de junio de 2011 por Diego Rottman


La mosca en la botella

Existe un término en la producción de series televisivas llamado “bottle show” (no sé si existe un equivalente en español). Cuando en una temporada se gastó más de lo presupuestado o bien se piensa gastar más de lo pautado en episodios futuros, se realizan estos episodios de bajo presupuesto para balancear los costos. En estos capítulos hay pocos actores, o pocos escenarios, la consigna es que sea barato. En los bottle shows se sacrifica espectacularidad o elenco, pero se arriesga más en las actuaciones o el guión. Muchas veces esos capítulos pueden eliminarse de la temporada y la trama no se ve afectada. En la entrada sobre el tema de Wikipedia se dice que, por sus características, o son los mejores capítulos o los peores, los fans los aman o los odian, sin término medio.

Uno de los episodios más claramente bottle es el de Seinfeld en el restaurante chino. Con apenas un decorado, los protagonistas esperan que les asignen una mesa. House suele tener al menos un programa así por temporada.

En el ranking de los mejores bottle shows debería figurar el capítulo 10 de la tercera temporada de Breaking Bad, llamado “The fly” (“La mosca”), donde los dos protagonistas pasan una hora tratando de matar a una mosca dentro de un laboratorio (no doy más detalles para los que no llegaron a este capítulo), como una persecución entre el Coyote y el Correcaminos de la vida real.

Esta escena de cuatro minutos resume con justicia el espíritu del capítulo (recomiendo verlo en pantalla completa):

Get the Flash Player to see the wordTube Media Player.

Ahora, la caída está hecha en una sola toma, en ningún momento se nota el cambio del doble por el actor (y no creo que el protagonista se haya arriesgado). Para los que tienen poco tiempo, acá pongo el fragmento de 19 segundos.

Get the Flash Player to see the wordTube Media Player.

¿Alguien tiene idea de cómo la filmaron?


6 acotaron 27 de abril de 2011 por Diego Rottman

Anteriores


Calendar

abril 2014
L M X J V S D
« dic    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  

Posts by Month

Posts by Category